ILGALAC and the coronapapers that were not included

On May 17th on the occasion of the International Day against homophobia, transphobia and biphobia, The International Organization of Lesbians and Gays in its chapter for Latin America and the Caribbean / ILGALAC has launched a publication with “16 articles written by LGBTI activists from all over the Americas Latin and the Caribbean” as reviewed on the website. No, they are not from all of Latin America. There are no activists from Cuba, Nicaragua and Venezuela. Why?

ILGALAC, the institution, is kidnapped by people with deep left-wing ideological biases that prevent them from recognizing human rights violations in countries such as Cuba, Nicaragua and Venezuela and any other that appears to be from the left wing, although in practice it is not. We cannot speak for Cuba, Mexico or Nicaragua, we can speak for Venezuela.

ILGALAC, that is, the people who control it, try to make this Venezuelan reality invisible for the second time. In our opinion it is because their ideological bias prevents them from doing it. They did so in the ILGA Report on State Homophobia in 2019. Fortunately, after a letter of protest that we, Union Afirmativa, sent, ILGA International rectified the report at the end of that same year with an update that included somewhat information much closer to our tragic reality in Venezuela.

Since 2015 we have been suffering the consequences of a Complex Humanitarian Emergency, now aggravated by Covid 19. A long-standing crisis that Venezuelan human rights organizations had warned would happen. In the face of this reality, there has been no credible declaration by ILGALAC, nor has there been any other text from the Latin American women’s movements and feminist groups, that support Venezuelans or reject the government. On the contrary, if there have in fact been mentions of support for what they believe was or is a left-wing government like that of Chávez (1999-2013) and that of Maduro but never putting the at the center the Venezuelan people, who suffer the consequences of a system of government that is not democratic.

The only explanation we can imagine is that some members of ILGALAC have deviated from the true mission of an organization that works for human rights and have interposed their personal ideologies, which leads them to defend governments instead of defending LGBTI people who are suffering the consequences of undemocratic governments. These are the same people who verbally attacked our Coordinator Quiteria Franco and Deputy Tamara Adrián at the Meeting on LGBTI Leadership in 2019 in Colombia.

We understand that ILGALAC is an independent organization with a board of directors that decides on its activities and actions, but we are strongly struck by the fact that in its forums, talks, meetings, reports or publications there are never independent Venezuelan activists as guests speakers. The most evident sample is this recent document entitled the coronapapers, where activists or researchers with texts on Cuba, Nicaragua and Venezuela are absent. You have decided to remove these three countries and their human rights activists and defenders from the map of the Americas and the Caribbean. Including Venezuela and its reality in its activities will not make them improve, but it will make them visible and help for those who suffer inside and outside the country is a possibility. But excluding them reduces your personal and institutional credibility.

We deeply regret that the Latin American and Caribbean section of an organization like ILGA that in its beginnings and for a long time has been a world reference has deviated from its mission towards LGBTI people.

We hope that ILGA International will take the appropriate measures on this matter that has been going on for far too long.

We are #BreakingTheSilence as the motto of this 2020 on the International Day against homophobia, biphobia and transphobia. Let’s break the silence and talk about the governments that oppress LGBTI people, especially in times of the coronavirus.

We share a recently published document in which we summarize the situation of lesbian, gay, bisexual, trans and intersex people in Venezuela in the context of the Complex Humanitarian Emergency and now aggravated by COVID 19.

 

Emergencia Humanitaria Compleja, coronavirus y personas LGBTI en Venezuela

 

 

 

 

Compartir

Ilgalac y los coronapapers… que no están

ILGALAC y los coronapapers…  que no están

El pasado 17 de mayo en ocasión del Día Internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia, La Organización Internacional de Lesbianas y Gays en su capítulo para Latinoamérica y el Caribe/ILGALAC ha lanzado una publicación con “16 artículos escritos por activistas LGBTI de toda América Latina y el Caribe” como lo reseña en la página web. No, no son de toda América Latina. No están los activistas de Cuba, Nicaragua y Venezuela.  ¿Por qué?

ILGALAC, la institución, está secuestrada por personas con profundos sesgos ideológicos de izquierda que les impide reconocer las violaciones de derechos humanos en países como Cuba, Nicaragua y Venezuela y cualquier otro que en apariencia sea de izquierda, aunque en la práctica no lo sea.  No podemos hablar por Cuba, México o Nicaragua, si podemos hacerlo por Venezuela.

ILGALAC, es decir, las personas que la controlan, intentan invisibilizar, por segunda vez, esta realidad venezolana. A nuestro parecer es porque se los impide su sesgo ideológico. Lo hicieron en el Informe de ILGA sobre Homofobia de Estado en 2019. Afortunadamente, posterior a una carta de protesta que enviamos desde Unión Afirmativa,  ILGA Internacional rectifico el informe a finales de ese mismo año con una actualización en el cual se incluyó información algo más apegada a nuestra trágica realidad en Venezuela.

Desde 2015, en Venezuela estamos padeciendo las consecuencias de una Emergencia Humanitaria Compleja, ahora agravada por el Covid 19. Una crisis de larga instalación que las organizaciones de DDHH venezolanas habían advertido que sucedería. Ante esta realidad, no ha habido por parte de ILGALAC, como tampoco la ha habido de los movimientos de mujeres y grupos feministas latinoamericanos, textos ni de apoyo a los venezolanos ni de rechazo al gobierno, que sean creíbles y apegados a la realidad. Por el contrario, si ha habido menciones de apoyo a lo que ellos creen que fue o es un gobierno de izquierda como el de Chávez (1999-2013) y el de Maduro pero nunca poniendo en el centro al pueblo venezolano que sufre las consecuencias de un sistema de gobierno que no es democrático.

La única explicación que podemos imaginar es que, algunos integrantes de ILGALAC, se han desviado de la verdadera misión de una organización que trabaja por los derechos humanos y han interpuesto sus ideologías personales, lo cual les lleva a defender gobiernos en lugar de defender a las personas LGBTI que están sufriendo las consecuencias de gobiernos no democráticos.  Son esas personas las mismas que atacaron verbalmente a nuestra Coordinadora Quiteria Franco y a la Diputada Tamara Adrián durante un foro sobre la situación de Venezuela en el Encuentro sobre Liderazgos LGBTI en 2019 en Colombia.

Entendemos que ILGALAC es una organización independiente con una junta directiva que decide sobre sus actividades y acciones, pero nos llama poderosamente la atención que en sus foros, charlas, conversatorios, encuentros, informes o publicaciones nunca hay presencia de activistas venezolanos independientes en calidad de invitados ponentes. La muestra más evidente es este reciente documento titulado los coronapapers, donde no están presenten activistas o investigadores con textos sobre Cuba, Nicaragua y Venezuela. Han decidido eliminar del mapa de las Américas a estos tres países y a sus activistas y defensores de derechos humanos.  Incluir a Venezuela y su realidad en sus actividades no hará que estas mejoren, pero si hará que estas sean visibles y que la ayuda para quienes padecen dentro y fuera del país sean una posibilidad. Pero excluirlas, les resta a ustedes  credibilidad personal como activistas y a ILGALAC como institución u organización regional. Los mas de cinco millones de personas que han huido de Venezuela y están en condición de migrantes y refugiados según ACNUR y OIM han hecho que la situación de nuestro país sea muy difícil de ocultar.  

Lamentamos profundamente que la sección Latinoamericana y del Caribe de una organización como ILGA que en sus inicios y durante mucho tiempo ha sido una referencia mundial se haya desviado de su misión para con las personas LGBTI.

Esperamos que ILGA Internacional tome las riendas de este asunto que ha estado sucediendo durante demasiado tiempo.

Estamos #RompiendoElSilencio como el lema de este 2020 en el Día Internacional contra la homofobia, bifobia y transfobia. Rompamos el silencio y hablemos sobre los gobiernos que oprimen a las personas LGBTI, sobre todo en tiempos del coronavirus.

Les compartimos un documento de reciente publicación en el cual resumimos la situación de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex en Venezuela en el marco de la Emergencia Humanitaria Compleja y ahora agravada por el COVID 19.

Emergencia Humanitaria Compleja, coronavirus y personas LGBTI en Venezuela

 

Compartir

Unión Afirmativa solicita modificación de Acuerdo de la AN sobre personas LGBTI

Unión Afirmativa solicita modificación del Acuerdo de AN sobre personas LGBTI.

ACUERDO SOBRE ACCIONES TENDIENTE A VISIBILIZAR Y MITIGAR EL IMPACTO DIFERENCIADO DEL COVID19 SOBRE LA POBLACIÓN DE LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES, TRANSGENERO E INTERESEX COMO CONSECUENCIA DE LA HOMOFOBIA TRANSFOBIA Y LA BIFOBIA

 

Agradecemos la Iniciativa de la Diputada Tamara Adrián al presentar esta propuesta de acuerdo ante la plenaria de la Asamblea Nacional de Venezuela. No obstante, nos permitimos hacer las siguientes observaciones al documento publicado.

El punto en agenda para el día 19 de mayo, nos sorprendió la manera como fue redactado el texto, el cual citamos: “proyecto de acuerdo sobre el impacto diferenciado en la salud del COVID 19 en el marco del 17 de mayo declarado por la Asamblea Nacional en 2016 como día Nacional contra la Homofobia, Trasfobia y Bifobia”. Logramos entender que se trata del impacto diferenciado del COVID 19 en las personas LGBTI.  Es importante, cuidar las formas y maneras en que se emprenden ciertas iniciativas.

Destacamos que no se haya consultado a la sociedad civil sobre  dicho “Acuerdo” y sus implicaciones, tal como corresponde en una sociedad democrática en la que los poderes se reúnen y discuten con las organizaciones de derechos humanos  y en temas específicos para escuchar recomendaciones y hacer contribuciones o modificaciones, en caso de ser necesarias . En nuestro caso, por ejemplo, que trabajamos por los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex.  

Tuvimos oportunidad de ver por la sesión de la Asamblea a través de la plataforma YouTube, por el canal de la Asamblea Nacional. En dicha sesión se leyó y aprobó un acuerdo que contenía cinco considerandos y puntos de acuerdo. Sorpredentemente, en horas de la noche, se publica en las redes sociales el documento del Acuerdo en el que se incluye un nuevo punto de acuerdo identificado como el número cinco el cual se lee lo siguiente:  

QUINTO: Revisar, a través de las Comisiones Permanentes y Subcomisiones de la Asamblea Nacional, la legislación vigente en Venezuela, para proponer a la plenaria proyectos de ley que acaben con la segregación legal y establezcan la igualdad efectiva ante la ley de las personas gay, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersex, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 77 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

El artículo 77 de la Constitución el cual dice: Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los cónyuges. Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el matrimonio.

Esta mención al artículo 77 de la Constitución tira por tierra cualquier intento de coadyuvar en la eliminación de la discriminación a las personas LGBTI en Venezuela. Ya que a todas luces revela la negación de la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan contraer  matrimonio en igualdad de condiciones que las parejas de distinto sexo.

Es un uso malintencionado de la Sentencia 190 del Tribunal Supremo de Justicia del año 2008 en caso de recurso de interpretación solicitado por Unión Afirmativa para seguir segregando y discriminando a parejas del mismo sexo.   

Haber incluido esa mención va en contra del principio de igualdad y discriminación y cualquier intención inicial del Acuerdo para visibilizar y mitigar las consecuencias diferenciadas de la Emergencia Humanitaria Compleja y el COVID 19 en las personas LGBTI.

Esa mención además sienta un precedente lamentable en el respeto a los derechos humanos y el principio de progresividad de los mismos.

Reiteramos nuestro agradecimiento a la Diputada Adrián quien tuvo esta iniciativa en el cumplimiento de sus funciones como servidora pública y expresamos nuestro total apoyo al resto del contenido del Acuerdo.

Por lo tanto, solicitamos a la Asamblea Nacional

  1. Hacer una modificación inmediata del punto Quinto el Acuerdo publicado el día 19 de mayo de 2020, titulado: ACUERDO SOBRE ACCIONES TENDIENTE A VISIBILIZAR Y MITIGAR EL IMPACTO DIFERENCIADO DEL COVID19 SOBRE LA POBLACIÓN DE LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES, TRANSGENERO E INTERESEX COMO CONSECUENCIA DE LA HOMOFOBIA TRANSFOBIA Y LA BIFOBIA.
  2. Incluir el compromiso de la Asamblea Nacional de cumplir con la Opinión Consultiva OC24/17 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre identidad de género e igualdad y no discriminación a parejas del mismo sexo, en la que se insta a los Estados signatarios de la Convención Americana y miembros del Sistema Interamericano de Derechos Humanos a emprender las acciones con el fin de que todos los ciudadanos sin distinción alguna puedan disfrutar del derecho al matrimonio y a la identidad de género auto percibida.

 

  1. Emprender las modificaciones pertinentes a los instrumentos legales que impiden a las personas LGBTI el pleno disfrute de sus derechos humanos.

 

  1. Consultar a la sociedad civil organizada sobre las modificaciones a los instrumentos legales que lo ameriten. En especial a las organizaciones, grupos o personas LGBTi sobre leyes que les involucren o les sean pertinentes.

 

  1. Instamos a los Diputados y Diputadas de la Asamblea Nacional a actuar apegados a las leyes Nacionales e Internacionales en el cumplimiento de sus funciones. El deber de los servidores públicos es actuar en base a las leyes, normas y Pactos, Tratados y Convenciones Internacionales de Derechos Humanos que el Estado venezolano ha suscrito y ratificado, los cuales tienen prevalencia en el orden interno de acuerdo al artículo 23 de la Constitución Nacional.

 

 

 

 

 

 

Compartir

Así iniciamos el 2019, y nos preguntamos… ¿Qué pasó con…?

En el año 2016, en ocasión de la XVI celebración del Orgullo LGBTI en Venezuela, Unión Afirmativa de Venezuela publicó un manifiesto en el que mencionamos las cosas buenas que teníamos para ese entonces; así como nuestras exigencias y demandas.

MANIFIESTO 2016

Acá lo reproducimos de manera parcial y lo acompañamos de algunas reflexiones y preguntas:

 

 

  • Que llegamos a la Asamblea Nacional eligiendo a dos diputados abiertamente sexodiversos: Tamara Adrián y Rosmit Mantilla. Tamara es la primera diputada transgénero elegida en América y en nuestro país, y Rosmit es el primer diputado abiertamente gay elegido en Venezuela.

 

Preguntamos:

 

¿Dónde están los resultados de estas dos diputaciones? Rosmit Mantilla se encuentra asilado en Francia. ¿Dónde están las leyes anunciadas por la diputada Adrián? ¿Dónde podemos leer la rendición de cuenta de la Diputada Adrián y del Diputado Mantilla? ¿Cuántas actividades relacionadas con  los derechos de las personas LGBTI se realizaron, cuantos foros se organizaron, cuántas mesas de trabajo se realizaron? ¿Cuántas reuniones realizó con las organizaciones de la sociedad civil y con cuáles? Si en efecto se realizaron ¿dónde están los resultados?

 

  • Que el Poder Ejecutivo haya creado el Consejo Presidencial de Gobierno Popular de la Sexodiversidad, para comenzar a escuchar las propuestas de las organizaciones y movimientos sociales sexodiversos.

 

Preguntamos:

 

¿Dónde están las acciones realizadas por esta instancia? ¿Dónde podemos leer un reporte de resultados? ¿Se le asigno recursos a esta instancia? ¿Cómo se ejecutaron y cuáles fueron sus resultados? No tienen una página web dónde buscar información, solo una cuenta en la red social Twitter en la que la mayoría de la información son RT de otras cuentas del gobierno.

Ya en el año 2016, Quiteria Franco, Coordinadora de Unión Afirmativa de Venezuela les hizo unas preguntas sobre sus actuaciones al Consejo Presidencial  de Gobierno Popular de la sexodiversidad. Nunca hubo una respuesta.

 

  • Que la Asamblea Nacional haya aprobado por unanimidad el Acuerdo mediante el cual se declara el 17 de mayo como el Día Nacional contra la Homofobia, Transfobia y la Bifobia, como un primer gesto de apertura hacia nuestras demandas legislativas.

 

Ya sabemos que esta declaración fue anulada por el TSJ. Pero, posterior a ese terrible hecho. Pasó 2017 y 2018, ¿Cuántos actos se hicieron en esta fecha para observar las recomendaciones publicadas en la declaratoria? ¿por qué no se hicieron? ¿Cuántas iniciativas en esta materia se presentaron en la sub Comisión de derechos humanos?

 

  • Que el Gobierno del Distrito Capital haya creado la Oficina de Atención Integral para la Sexo-Género Diversidad, para brindar orientación y asistencia las personas vulneradas por su condición sexual o de identidad ante la sociedad y haya emitido el Decreto 006 para la Igualdad y No Discriminación por Orientación Sexual e Identidad y/o Expresión de Género.

 

Para marzo de 2016, con el cambio de jefatura en el Gobierno del Distrito Capital se de Daniel Aponte a Carolina Cestari, la nueva jefa amenazó con derogar ese decreto. ¿Qué ha pasado con esa oficina? Aunque se anunció que continuaría, nos gustaría conocer cuáles han sido sus actividades. ¿Dónde está la memoria y cuenta de la Jefatura que refleje las acciones emprendidas por esa oficina? ¿Por qué esa oficina no ha actuado en los distintos casos de discriminación denunciados por los afectados?

 

  • La propuesta del concejal Diego Scharifker para que el Consejo Municipal de Chacaoapruebe próximamente la Ordenanza de Discriminación en Todos los Ámbitos y Formas.

 

Esta Ordenanza, en efecto, fue aprobada, ahí estuvimos presentes. Pero ¿Por qué no funcionó ni se puso en práctica ante el caso de discriminación en Pisko Bar en el CC. San Ignacio a finales de 2018? ¿La ausencia del concejal Sharifker significa la muerte de esa ordenanza? ¿Ningún otro concejal se hará responsable del cumplimiento de esta ordenanza?

 

  • Que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones CONATEL, haya atendido las solicitudes de las organizaciones y movimientos sociales y haya elaborado el Exhorto referente a la transmisión de mensajes sobre la comunidad sexo género diversa, en radio, televisión y medios electrónicos. 

 

Preguntamos:

¿Qué otras acciones se han llevado a cabo para hacer cumplir este exhorto? ¿Ha CONATEL emprendido un plan de formación y capacitación a personal que labora en las televisoras venezolanas? ¿Cuál ha sido el impacto de tales procesos de formación? ¿Cómo se hace la supervisión de esa exhortación?

 

  • Que otros partidos políticos, luego de que Voluntad Popular lo hiciera, estén creando entidades de participación interna para personas LGBTI que quieren visibilizar nuestras demandas y hacer política desde su condición de sexodiversos, como lo son UNTdiverso de Un Nuevo Tiempo y la Coordinación Seccional de la Sexodiversidad en Acción Democrática.

 

Lamentablemente, todas estas iniciativas, hoy en día, a principios de 2019, ya no existen.  Pro-inclusión de Voluntad Popular cesó en sus actividades con la partida de su coordinador político, Edgar Baptista. UNT Diverso nació muerto.  Y la sección LGBTI en Acción Democrática nunca la vimos accionar. Por favor, si alguna de estas secciones de los partidos políticos tiene algún resultado o producto que mostrar por favor, hágalo saber. En una revisión rápida de las cuentas en Twitter de estas iniciativas políticas podrán constatar que la mayoría de sus mensajes eran RT de las cuentas de los partidos políticos o de algunos políticos de estos partidos.

Lo más reciente, es la creación de la Oficina de la “sexodiversidad” de la Alcaldía del Municipio Libertador, creada en junio de 2018, bajó la gestión de Erika Farias. Hasta ahora es muy poca la información que se conoce sobre su funcionamiento y sobre quienes están al frente de esa institución y sus capacidades. Esperemos no sea como acostumbra este gobierno, a que sean personas leales al proceso, pero sin ningún tipo de formación y preparación para el cargo. No es precisamente más espectáculos travestis los que necesitamos, de esos hay muchos en muchos locales privados. La función de esta y cualquier otra instancia del Estado es la crear e implementar políticas públicas a favor de la población.

20 años de un gobierno que se autodenomina revolucionario y feminista, ni Chávez ni maduro hicieron absolutamente nada concreto en favor de la población LGBTI. Nunca hubo tiempo, nunca hay tiempo. Siempre hay cosas más importantes. Legislaron para todos los grupos vulnerables excepto para las personas LGBTI.

Por el otro lado, responden “hay que recuperar la democracia”, “Eso no está en agenda” “la AN está bloqueada”.  Pero según noticias publicadas en la AN se discutieron y aprobaron varias leyes [1] en 2018, aunque no se hayan enviado al Poder Ejecutivo. ¿Entonces, cuál es la verdad?

Los derechos de las personas LGBTI en Venezuela no se pueden seguir postergando, el resto de nuestros países vecinos siguen avanzando y nosotros seguimos estancados.

[1] La AN aprobó 6 leyes y otras tantas esperan visto bueno http://www.eluniversal.com/politica/28931/la-an-aprobo-6-leyes-y-otras-tantas-esperan-visto-bueno

Compartir