Lesbianas en lucha por un país mejor

La lucha por las reivindicaciones de la mujer lesbiana en Venezuela es de reciente data. Solo a partir de la última década del siglo pasado fue que se le dio fuerza a la visibilización de la causa, a diferencia de los hombres que comenzaron a fijar posición sobre sus derechos desde finales de los años 70.

Quiteria Franco, coordinadora general de Unión Afirmativa y la Red LGBTI de Venezuela rememora el inicio de su lucha de la mano de la Unión Afirmativa de Venezuela (UNAF).

Quiteria Franco

Unión Afirmativa (UNAF) se creó en el año 2000 con el único fin de buscar el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, ya sea a través de las relaciones de hecho, el matrimonio o ambas. Adicionalmente, trabaja por la aplicación en el país de los estándares internacionales en materia de derechos humanos de personas LGBTI y de cualquier persona o grupo que sea vulnerado en sus derechos, por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género.

“Lo hemos hecho de dos maneras a través del cabildeo en instituciones del Estado, acompañamiento de personas que son discriminadas y formación a través de talleres, cursos y participación en foros y congresos con ponencias y charlas en entes gubernamentales y empresas. Eso no ha cambiado. UNAF tuvo dos coordinadores hombres, es ahora que tiene una mujer como coordinadora, que soy yo desde hace un año. Ahora trabajaremos para visibilizar aún más el tema lésbico que bastante falta nos hace, sin descuidar nuestro objetivo principal: La no discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género y el reconocimiento legal de nuestras relaciones y nuestras familias”, sostiene esta profesora de la Universidad Simón Bolívar de Caracas.

Entre la amplia gama de temas que abarca la homosexualidad femenina, Quiteria Franco, señaló en diálogo con Sin Etiquetas que, hay dos aspectos en los que se debe profundizar. Uno, el relacionado con la salud sexual y reproductiva de la mujer lesbiana: “En materia de salud, por ejemplo, la atención ginecológica está orientada a asumir que todas somos heterosexuales y así nos tratan. Cuando nos preguntan por qué no consumimos anticonceptivos, o cuando asumen que no sabemos lo que es la penetración, o que no queremos tener hijos. Ciertamente hay muchas de nosotras que no deseamos tener hijos, pero igual hay heterosexuales que tampoco lo desean”.

Aunque también es importante –destaca– que el Estado se aboque, como ocurre en Argentina, España y otras naciones, a darle facilidades para que las parejas que lo deseen puedan cumplir con su sueño de ser madres: “En Venezuela se debe hacer de manera privada, es difícil conseguir al doctor que esté dispuesto a apoyar y, además, el proceso es costoso. Luego pues, la obligación de registrar al niño como madre soltera porque legalmente no permiten registro de ambas madres, luego viene todo el proceso de la escuela en fin, no es fácil”.

El segundo tema, del que casi nunca se habla tiene que ver con la violencia doméstica entre parejas del mismo sexo: “Existe, es una realidad, que se oculta en las relaciones heterosexuales, en las parejas homosexuales es invisible”..

LOGROS

 

Quiteria Franco relató que la Unión Afirmativa es responsable de dos logros muy importantes en el país en materia de derechos. La sentencia 190 del Tribunal Supremo de Justicia en el 2008 y la inclusión de parejas en el censo del 2011.

La sentencia 190, a pesar de ser retrograda y muy pacata, dejó claro que no se puede discriminar a las personas por su orientación sexual y abrió la puerta al reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo, al decir que la Constitución ni prohíbe ni condena estas relaciones. Es solo que no están protegidas como si lo están las parejas heterosexuales en el matrimonio y las relaciones de hecho. Tras esta sentencia le dejó la responsabilidad a la Asamblea Nacional (Parlamento) de legislar al respecto.

En cuanto al censo, anteriormente no se permitía el registro de parejas del mismo sexo, esa restricción se eliminó para el censo del 2011 a solicitud de la UNAF. Es solo que el INE no asumió la difusión de la información, al parecer tampoco se entrenó bien a los empadronadores, y al final la homofobia triunfó y las cifras preliminares de entre 4 mil y 6 mil parejas, las desaparecieron. La ocultaron, así de sencillo”, afirmó Franco

A propósito de celebrarse en algunos países este mes el día de la visibilidad lésbica, la Red LGBTI de Venezuela realizará el 28 de abril, a partir de las 5:30 p.m, una actividad para discutir sobre la temática de la homosexualidad femenina y sus retos actuales. Se desarrollará en la Sala Cabrujas en Los Palos Grandes, Caracas.

 

 

Trabajo publicado el 14 de abril en Sin Etiquetas por la periodista Deysi Ramos

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *