Otro Día del Orgullo LGBTI con muchos motivos para luchar

Nos llegó un nuevo mes del orgullo LGBTI en Venezuela en medio de una crisis en todos los niveles político, económico, social, cultural y hasta emocional

Por: Quiteria Franco / @qfranco

Lo afirmo, una y otra vez. No hay en Venezuela razones para celebrar el orgullo de ser una mujer u hombre homosexual, mucho menos celebrar el hecho de ser una mujer u hombre trans; solo se puede celebrar el hecho de estar vivos, pero qué vida esta que tenemos.

 

¿Tenemos que salir a marchar? Sí, por supuesto que sí, pero debemos marchar con un propósito claro, el de exigir nuestros derechos. Para así ser cónsonos con la motivación original de la primera marcha del orgullo gay, por allá en el año 1968 en la que se exigió al estado de Nueva York respeto al derecho de las personas homosexuales y trans a disfrutar en los espacios públicos y privados sin ser perseguidos por las fuerzas policiales de Greenwich Village.

 

Mientras en Venezuela nuestros derechos sigan siendo vulnerados y negados debemos salir a marchar. Pero debemos tener claras las razones por las que marchamos. Por el derecho a la igualdad y no discriminación en el área laboral, escolar, a servicios de salud libres de discriminación. Debemos seguir exigiendo nuestro derecho al libre desenvolvimiento de nuestra personalidad en los espacios públicos. No podemos seguir limitando nuestras vidas al espacio privado a la clandestinidad. No, esa fue la principal razón de la protesta del Bar Stonewall. Es inaceptable que 30 años después, en Venezuela estemos viviendo en las mismas condiciones de ese entonces.

 

Debemos salir a protestar y exigir el derecho a la identidad de las personas trans e intersex. La negación de este derecho deriva en la negación de muchos otros derechos como el derecho a la educación, a la salud, al trabajo, a la libre circulación por el territorio nacional e internacional. En la actual crisis en Venezuela, las personas trans se ven afectadas en primer lugar por la escasez de medicamentos para mantener su proceso de transición, varias personas trans han denunciado la falta de hormonas, lo cual les ha llevado al consumo de hormonas animales cuyas consecuencias podrían ser fatales. Otras personas trans, mujeres en particular, están siendo víctimas de trata por parte de gente inescrupulosa y oportunista. Sin olvidar, las situaciones humillantes por las que deben pasar al momento de querer adquirir productos básicos, en servicios bancarios, en centros de salud entre otros.

 

Debemos seguir exigiendo también el derecho de las parejas del mismo sexo a formar familia y brindarle la debida protección a través del matrimonio, las uniones de hecho y cualquier otro instrumento legal establecido en la Constitución en igualdad de condiciones a las personas heterosexuales. Son muchas las familias de parejas del mismo sexo que ven imposibilitado brindar la protección legal a su pareja y/o hijos debido a la negación de este derecho.

 

Adicionalmente, urge declarar la nulidad del artículo 565 de la ley orgánica de Justicia Militar que aún penaliza las relaciones homosexuales en miembros de las fuerzas armadas. Son muchos, demasiados los reportes que recibimos de oficiales que están siendo despedidos y/o perseguidos y amenazados con la aplicación de este artículo.

 

Asimismo, urge eliminar la prohibición de donación de sangre a personas homosexuales, son muchas las vidas que se podrían salvar si se permite a personas LGBTI la donación de sangre. Una exigencia fundamental, debe ser que se emprenda desde ya la compra de los medicamentos antiretrovirales para las personas que viven con VIH, muchos de los cuales son hombres homosexuales u hombres que tienen sexo con hombres, y otras tanto son mujeres trans.

 

No puede haber una fiesta del orgullo LGBTI en medio de tantas carencias legales y ausencia de políticas públicas, así como una grave crisis de servicios de salud además de la inoperancia de un Parlamento desmembrado, bloqueado por el gobierno nacional que mantiene los avances legales en un limbo. Las personas LGBTI viven y padecen la crisis venezolana de manera agravada, debido al estado de indefensión legal en que se encuentran desde hace muchos años

 

Es imposible hablar de avances en Venezuela en materia de derechos y protección legal a personas LGBTI, esa lista de “menciones” en leyes que muchos voceros del gobierno repiten de memoria no tienen ninguna aplicación en la práctica. Asegurar que gracias a Chávez se visibilizó a las personas LGBTI es mentir descaradamente, las marchas del orgullo LGBTI se iniciaron mucho antes de la llegada de HCF al gobierno. Es falso que HCF eliminara la ley de vagos y maleantes. Esa ley fue decretada inconstitucional en 1997, dos años antes de la llegada del difunto militar. Quienes hacen estas afirmaciones mienten de manera intencional. HCF tuvo 4 leyes habilitantes, el chavismo fue mayoría en el Parlamento durante 15 años. Maduro tuvo 2 leyes habilitantes. Ninguno de los dos presidentes aprobó ley alguna para proteger o reconocer derechos de personas LGBTI. Mienten quienes aseguran que Maduro y su gobierno están a favor.

 

Los únicos y muy pocos avances en Venezuela han sido gracias al arduo trabajo de las organizaciones que trabajan a favor de las personas LGBTI. Por ejemplo, la sentencia 190 del TSJ del año 2008, caso Unión Afirmativa de Venezuela, y la sentencia 1127 de 2016 caso Migdely Miranda/Giniveth Soto. Ambas sentencias, muy limitadas en su alcance, pero sin duda un avance.

Mientras en el mundo ya son 26 los países dónde es posible para personas LGBTI contraer matrimonio. Otros tantos cuentan con la Unión Civil o Uniones de hecho. Muchos de estos países también permiten la adopción de niñas y niños por parte de parejas homosexuales. Otros países cuentan con una ley de identidad y asignación de cuotas de empleo para personas trans.

Fuente: Alternos LA

Compartir

Mes del Orgullo LGBTI 2017

Por: Quiteria Franco

El 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT también conocido en sus inicios como día del orgullo gay, proveniente de su denominación en inglés Gay Pride.

Esta celebración consiste en una serie de actividades el día 28, antes o después de tal fecha con el propósito de celebrar la libertad de ser sin sentir ningún tipo de vergüenza de lo que se es como ser humano independientemente de la orientación sexual, identidad o expresión de género. El mes de junio también  es conocido en todo el mundo como el mes del orgullo LGBTI.

 

Un poco de historia

La fecha del 28 marca el inicio del movimiento de liberación homosexual luego de los disturbios del Bar Stonewall Inn en 1969. El Stonewall Inn era un bar ubicado en el Barrio Greenwich en Nueva York, Estado Unidos.  En aquellos tiempos eran muy pocos los lugares en donde se admitía la presencia de personas homosexuales y trans. Los dueños del bar Stonewall estaban relacionados con la mafia, y las redadas eran algo rutinario, aunque existían algunos policías corruptos que a cambio de dinero se hacían de la vista gorda para permitir los negocios ilegales en este tipo de establecimientos.

Quienes protagonizaron los eventos de esa fatídica noche cuentan que la noche del 28 de junio un grupo de policías, que no eran los mismos de siempre llegaron intempestivamente y arremetieron contra los clientes del local, entre los que se encontraban mayoritariamente personas homosexuales, trans, prostitutos masculinos entre otros, quienes ya cansados del acoso y abuso policial reaccionaron en defensa propia y se originaron los que hoy en día se conoce como los disturbios de Stonewall.

La historia se ha encargado de identificar este evento como el inicio de gran movimiento homosexual en Estados Unidos y que posteriormente se extendería en todo el mundo. Para el 28 de junio de 1970 se organizó en Nueva York una gran marcha para conmemorar los disturbios y otras ciudades emularon esta acción.

Hoy en día son miles de ciudades en todo el mundo en las que se celebran diversas marchas cuyo propósito es reivindicar el derecho que tienen todas las personas a una vida digna independientemente de su orientación sexual o identidad de género.

 

¿Qué sucede en Venezuela?

En nuestro país, la primera marcha de la cual tenemos conocimiento se remonta al mes de junio de 1997 según reseña del periódico El Nuevo País el 30 de junio de 1997. Posteriormente, hubo un nuevo intento en el año 2000 del que no se tiene mucha información. Y luego en junio de 2001, posterior a la creación de la Red GLBT, hoy en día es la Red LGBTI de Venezuela, con el propósito de coordinar las actividades necesarias para la realización de la que sería considerada la primera marcha del Orgullo LGBTi que ya hoy se celebra la marcha número 17ma.

A pesar de haber pasado por varias etapas, unas positivas, otras negativas, se mantiene como el más esperado evento puesto que da la oportunidad a los asistentes de ser, vestirse y expresarse tal como son, con total libertad.

Algunas cosas que podrían mejorar incluye la conciencia política de quienes participan en la marcha, este debe ser un evento que sirva para elevar las exigencias y demandas al Estado venezolano sobre la necesidad de reconocimiento de derechos; por ejemplo, el derecho a la no discriminación por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género; el derecho la identidad de las personas trans e intersex, y el derecho a la protección legal de las parejas y/o familias conformadas por personas del mismo sexo a través del matrimonio civil y uniones de hecho.

Es hora de exigir a nuestros diputados Rosmit Mantilla y Tamara Adrián que presenten los proyectos de ley que permitan a las personas LGBTI disfrutar de nuestros derechos, el derecho a la no discriminación, derecho a formar familia y que estas sean protegidas por la ley a través del matrimonio y la unión de hecho y el derecho a la identidad para las personas trans e intersex.

No menos importante, al Ministerio Público solicitamos sugiera la modificación del Código Penal para incluir los crímenes de odio  por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género. A la defensoría que ponga en funcionamiento una defensoría especial para personas LGBTI.

Siempre habrá tiempo para celebrar y festejar el hecho de vivir y existir, pero la celebración será completa y plena cuando se hayan conquistado todos los derechos que nos permitan tener una vida digna.

Para este mes les recomiendo ir a ver la obra “Mar y conerias mias” el jueves 1, 8 y 15 de junio en el Teatro Trasnocho. También pueden estar pendiente del Festival de Teatro Rosa, El festival de Cine de la Diversidad, el Concurso de historias por el Orgullo LGBTI de la Embajada de Estados Unidos y las actividades de las organizaciones de Derechos de personas LGBTI en todo el país.

 

Fuentes consultadas:

Stonewall Inn. Wikipedia.  https://es.wikipedia.org/wiki/Stonewall_Inn. Consultado el 31 de mayo, 2017.

Disturbios de Stonewall. Wikipedia.   https://es.wikipedia.org/wiki/Disturbios_de_Stonewall Consultado el 31 de mayo, 2017.

Los disturbios de stonewall Inn: 40 años de orgullo gay. 26-06-2009. La voz de Galicia. http://www.lavozdegalicia.es/noticia/musica/2009/06/26/disturbios-stonewall-inn-40-anos-orgullo-gay/00031246028091865652895.htm

Marcha del Orgullo LGBTI: un espacio ideal para que las personas expresen lo que realmente son. 30 julio, 2015. Artículo publicado en http://www.amnistia.ong/profiles/blogs/marcha-del-orgullo-lgbti-un-espacio-ideal-para-que-las-personas-e  Tomado de:  http://quiteriafranco.blogspot.com/2015/07/marcha-del-orgullo-lgbti-un-espacio.html

Compartir

Concurso: historias por el mes del orgullo LGBTI

En el mes de Junio se conmemora el Mes del Orgullo de la comunidad Lesbiana, Gay, Bisexual, Transexual e Intersex (LGBTI), con el fin de hacer un llamado a la sociedad a eliminar prejuicios, respetar la diversidad y defender la igualdad y dignidad de todas las personas, sin importar su orientación sexual o identidad de género.

La Oficina de Asuntos Públicos de la Embajada de los Estados Unidos en Caracas invita a ciudadanos venezolanos que residan en el país, de 16 años de edad y en adelante, a participar en nuestra Colección de Historias, una iniciativa que tiene como objetivo inspirar a otros a alzar sus voces para respetar y valorar la diversidad, y continuar sumando esfuerzos para lograr una sociedad más inclusiva, a través del arte de Storytelling:

“Los relatos personales celebran lo que es único en cada uno de nosotros y simultáneamente tienden puentes hacia lo que es común en todos nosotros”

Lucinda Elodin/Storyteller.

Cada participante deberá escribir un relato inspirado en una historia personal, de un familiar o amigo, con relación al tema del concurso.

Una historia puede hacer la diferencia, puede enseñar, motivar e inspirar a otros…

 

PARTICIPANTES:

Ciudadanos/as venezolanos/as que residan en el país. Edad mínima de 16 años de edad.

 

CATEGORÍAS:

  • Presencial: Los finalistas serán convocados a relatar sus historias ante los miembros del jurado calificador y demás participantes invitados en la ciudad de Caracas el Miércoles, 28 de junio de 2017.
  • Video: Los finalistas deberán recitar su discurso en video, subirlo a YouTube y notificarlo para su evaluación antes del 30 de Junio de 2017.

Todos los participantes deben indicar en cual categoría desean participar. No se aceptarán cambios de categoría.

 

DINÁMICA DEL CONCURSO

 
Etapa 1 – Historia Escrita

Todos los participantes deberán escribir una historia, inspirados en los temas de respeto y valor a la diversidad e inclusión social de la comunidad LGBTI.

El escrito debe ser enviado a la dirección CaracasWebmaster@gmail.com antes del Viernes 16 de Junio a las 5:00pm.

 

Etapa 2 – Relato de Historia (presencial o video):

De las historias escritas, serán seleccionados finalistas de Caracas y el interior de país, y serán convocados de la siguiente forma:

  • Historia Presencial: Los finalistas serán invitados a recitar sus discursos ante los miembros del jurado calificador y demás participantes en Caracas, el 28 de Junio de 2017.
  •  Historia en Video: Los finalistas deberán subir un video donde relaten la historia, antes del 30 de Junio de 2017.

 

REGLAS  Y ESPECIFICACIONES:

Etapa 1 – La historia escrita:

Debe tener entre 30 y 60 líneas (una a dos cuartillas), que deberá ser relatada por el participante en un tiempo máximo de 5 minutos.

  • El idioma a usar deber ser español.
  • Formato Word: archivo .doc o .docx
  • Letra Arial 12
  • Interlineado 1,5ptos.
  • Tamaño Carta.

Incluir identificación en la parte superior de la primera página: Nombre completo del participante, edad, cédula de identidad, correo electrónico, teléfono de casa y celular, nombre de la institución educativa a la que pertenece, estado, ciudad y categoría del concurso

 

Etapa 2 – Relato de la Historia (presencial o video)

  • La historia Presencial: Los finalistas deberán asistir para relatar sus historias ante un jurado calificador, amigos, familiares y otros participantes.
  • La historia en Video: Debe tener una duración de máximo 4 minutos sin cortes ni edición. El video debe ser grabado en una sola toma. Se solicitará al finalista que suba su video a YouTube (modalidad: Oculto), para ser evaluado por los jueces.

RECONOCIEMIENTOS:

  • 1er Lugar Presencial: Kindle Paperwhite + Kit de la Embajada de los Estados Unidos
  • 1er Lugar en Video: Kindle Paperwhite + Kit de la Embajada de los Estados Unidos
  • 2do al 5to Lugar Presencial: Kits de la Embajada de los Estados Unidos.

EVALUACIÓN

Las historias serán evaluadas en relación al tema del respeto y valor a la diversidad y la inclusión social de la comunidad LGBTI.

  • Organización y Calidad de Contenido: Ordenamiento lógico y claridad en las ideas para mantener la atención de la audiencia, estableciendo un esquema definido marcado por inicio/introducción, desarrollo, conclusiones y cierre. Cuidado en la ortografía y gramática, y uso apropiado de conectores.
  • Originalidad/Creatividad: Relata una historia que busca conectar emocionalmente con la audiencia y mantiene el interés durante la narración. Potencial para impactar y generar reflexión entorno al tema central.
  • Persuasión: Naturalidad, buen uso de la voz, buena dicción, habilidad para la modulación y entonación en el énfasis de las ideas y emotividad en la historia. El narrador habla de manera clara, audible y a un ritmo y velocidad adecuados. Evita los errores de pronunciación y el uso de muletillas.
  • Estilo: Adecuada expresión corporal, postura y contacto visual con la audiencia mientras narra su historia.

TÉRMINOS Y CONDICIONES

  • Al participar, se confirma haber leído estos términos y condiciones.
  • La participación en el concurso implica que todo menor de edad cuenta con la autorización de sus representantes.
  • La propuesta debe ser de creación original y propiedad intelectual absoluta del participante. Toda cita debe ser referenciada. No se aceptarán proyectos ajenos, copiados o publicados en cualquier otro tipo de medio.
  • Se aceptará solamente una historia por participante.
  • La historia escrita y oral deberá ser el mismo.
  • No se le permitirá al concursante cambiar de categoría una vez que se haya elegido.
  • Los discursos escritos serán revisados y evaluados por un jurado calificador, el cual contactará directamente a los finalistas para notificarles su decisión y paso a la siguiente ronda. Esta información también estará disponible en la página web de la Embajada de los Estados Unidos en Caracas y sus redes sociales.
  • Al participar en este concurso el concursante explícitamente otorga la autorización a la Embajada de los Estados Unidos en Caracas para la difusión pública, transmisión, retransmisión, reproducción o publicación de las filmaciones, fotografías, ensayos, imágenes o grabaciones de imagen y/o voz y/o nombres y apellidos de los concursantes y ganadores, y su uso en publicaciones con fines informativos o de difusión, no comerciales.
  • La Embajada de los Estados Unidos en Caracas no se hace responsable del contenido de las historias participantes. Los mismos no necesariamente reflejan la posición y opiniones del Gobierno de los Estados Unidos, el Departamento de Estado o la Embajada de los Estados Unidos en Caracas.
  • Se reserva el derecho de postergar, cancelar, o anular el concurso, así como declararlo desierto si no se cumplen las expectativas de participación
Compartir