Dia contra la homofobia en el deporte

19 de febrero es el Día Internacional contra la Homofobia en el Futbol 

Día Internacional contra la homofobia en el deporte. 

¿Por qué el 19 de Febrero?

El 19 de febrero de 1961 es la fecha de nacimiento de Justin Fashanu, un jugador de futbol profesional de Inglaterra. Fashanu fue el primer futbolista que se atrevió a dar el paso de reconocer públicamente que era homosexual (1990). Desde ese momento tuvo que soportar una dura presión pública y acabó suicidándose el 2 de mayo de 1998. (1)

Justin comenzó su carrera en 1978, jugando para el Norwich City. Tras varias temporadas en las que se lució, el Nottingham Forest pagó 1 millón de libras por su pase en 1981, transformando el pase de Fashanu en el más alto de la historia –hasta ese momento- para un jugador negro. Si bien sus condiciones como futbolista eran notables, a su entrenador -Brian Clough- le molestaban los rumores sobre la homosexualidad de Fashanu, por lo que dejó de ser tenido en cuenta y el club lo cedió a préstamo al Southampton. En adelante comenzó un derrotero para el jugador y –tras un paso por las ligas de EE.UU. y Canadá- desfiló por distintos clubes (Manchester City, West Ham, Ipswich Town) en los que no lograba asentarse en el primer equipo por los rumores que lo condenaban.

En 1990, en una entrevista al masivo diario The Sun, se transformó en el primer futbolista en actividad en el mundo en salir del clóset. A partir de allí, el rechazo en el medio futbolístico fue insoportable. Se probó en el Newcastle pero su DT –nuestro conocido Osvaldo Ardiles- se negó a incorporarlo y se vio obligado a deambular en clubes de ascenso.

En 1998, cuando estaba en EE.UU. prácticamente retirado, un joven de 17 años lo acusó de abuso sexual, fue detenido y la prensa presentó como verídico el hecho, sin constatar nada, avivando los prejuicios discriminatorios. La policía constató que era una acusación falsa pero no se preocupó en divulgar la investigación. Deprimido, Justin Fashanu se suicidó el 2 de Mayo, en Londres. Se despidió con una nota que destilaba profunda tristeza: «Me he dado cuenta de que ya he sido condenado como culpable. No quiero ser más una vergüenza para mis amigos y familia (…) espero que el Jesús que amo me dé la bienvenida y finalmente encuentre la paz”.

Para rescatar su lucha, su coraje y su memoria, cada vez más deportistas se apropian los 19 de Febrero del Día Internacional contra la homofobia en el deporte. (2)

  1. 1990 – Justin Fashanu conmociona el fútbol inglés con su confesión de homosexualidad. http://contralahomofobiaenelfutbol.blogspot.com/
  2. ¿Qué es el Día Internacional contra la homofobia en el deporte? http://www.laizquierdadiario.com/Que-es-el-Dia-Internacional-contra-la-homofobia-en-el-deporte
Compartir

Un código de conducta para profundizar el funcionamiento democrático de las ONG venezolanas

 

Más de 80 organizaciones venezolanas han elaborado y suscrito un “Código de conducta” con el cual ratifican que actuación se encuentran bajo los principios internacionales en derechos humanos. Estas iniciativas han escogido este 23 de enero de 2021 como fecha de difusión del acuerdo. De esta manera resaltan que todas las organizaciones dentro del país, que aspiran a promover el regreso de la democracia, deben hacer un esfuerzo por profundizar sus propios mecanismos de democráticos de funcionamiento.

Este 23 de enero de 2021, fecha en la cual se recuerda un aniversario más de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez ocurrida en el año 1958, más de 80 organizaciones de venezolanas de derechos humanos difunden un “Código de conducta” con el cual reafirman su compromiso con una serie de principios para su funcionamiento. A estas iniciativas no sólo les parece importante comunicar cuáles son los valores que dan sentido a su acción, sino que cualquier persona, beneficiaria o no de su trabajo, que observe que no se están cumpliendo tiene el derecho de expresarlo a la organización y recibir una respuesta. Además, en un momento de grave crisis de representación política, estas ONG quieren exigirles a todas las iniciativas del campo democrático del país la revisión y profundización de los mecanismos democráticos internos de toma de decisiones. “Un movimiento que aspire promover el regreso a la democracia debe dar el ejemplo y funcionar de la manera más democrática posible”, expresó Rafael Uzcátegui, Coordinador General de Provea.

Este Código de Conducta esta conformado por 9 principios de actuación: 1) No discriminación, 2) Igualdad de género, 3) Diversidad sexual, 4) Prevención y sanción del acoso sexual, 5) Respeto al medio ambiente, 6) Gratuidad y acceso a servicios, 7) Autonomía frente al Estado y los partidos, 8) Transparencia y 9) No violencia.

Mediante el consenso de estos principios, las organizaciones del país ratifican que, a pesar de las amenazas, continuarán trabajando en la promoción y defensa de los derechos de los venezolanos, siendo parte de un amplio movimiento de Sociedad Civil comprometidos con la recuperación de la institucionalidad democrática, la disminución de la pobreza y la creación de una Venezuela con oportunidades para todos y sin discriminación de ningún tipo.

El texto completo del Código de Conducta, y las organizaciones adherentes, a continuación:

Código de conducta ONG venezolanas

Las organizaciones que suscribimos adoptamos, como normas y principios de nuestra actuación, el respeto y protección de la dignidad y los derechos de todas las personas conforme al marco del derecho internacional de los derechos humanos. Nuestro trabajo es sin fines de lucro, nuestros recursos están destinados al beneficio de la población más vulnerable y al fortalecimiento de sus capacidades institucionales. En tal sentido, ante la emergencia que vive el país y el gran deterioro que ha dejado a su paso, tanto en las instituciones como en el tejido social, creemos necesario presentar públicamente este código de conducta, en el cual reafirmamos nuestro compromiso con los siguientes principios en el desarrollo de nuestras actividades:

 

  1. No discriminación. Llevamos adelante nuestras iniciativas con plena convicción de la necesidad de erradicar cualquier tipo de discriminación que sea lesiva contra la dignidad humana. Nuestros modos de funcionamiento evitarán exclusiones por razones políticas, raciales, religiosas y de condición social.

 

  1. Igualdad de género. Estimulamos y respetamos la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la sociedad y a lo interno de nuestras organizaciones.

 

  1. Diversidad sexual. Nos comprometemos a promover el respeto y la tolerancia hacia las diferentes expresiones de la diversidad sexual. Las personas LGBTI formarán parte de nuestros equipos de trabajo y de nuestra comunidad de personas beneficiarias, en igualdad de condiciones.

 

  1. Prevenir y sancionar el acoso sexual. Seremos promotores de un trato respetuoso y digno entre los diferentes géneros y tendremos mecanismos para prevenir actuaciones indebidas de nuestros miembros que puedan constituirse en actos de acoso sexual. En caso de que exista algún señalamiento contra la conducta de alguno de nuestros miembros, nos comprometemos a investigarla diligentemente y a tomar los correctivos que sean necesarios.

 

  1. Respeto al medio ambiente. Promovemos el respeto al medio ambiente, la conservación del entorno natural y el uso sostenible de los recursos. Haremos todos los esfuerzos para que nuestras acciones impacten lo menos posible el medio ambiente.

 

  1. Gratuidad y accesibilidad de nuestros servicios. Salvo indicación expresa de lo contrario, nuestros servicios de asesoría, acompañamiento y asistencia en la defensa de derechos humanos y necesidades humanitarias son gratuitos. Tomaremos todas las medidas posibles para que sean de fácil acceso para las personas y comunidades más vulnerables.

 

  1. Autonomía frente a las organizaciones políticas, privadas y estatales. Nuestras iniciativas son independientes de cualquier organización partidista, privada y estatal. Tomamos decisiones de manera autónoma, de acuerdo con el mandato de cada organización y basados en los principios internacionales en derechos humanos.

 

  1. Transparencia. Haremos un uso transparente, eficiente y razonable de nuestros recursos, siempre a favor de nuestros beneficiarios.

 

  1. No violencia. Nuestras actuaciones siempre estarán orientadas a promover la democracia y la paz, el diálogo, la solidaridad, la inclusión y las soluciones no violentas a los conflictos.

 

Cualquier persona que considere que no se cumple con algunos de los principios establecidos en el presente código, puede presentar sus sugerencias, quejas o reclamos por los canales de comunicación de las organizaciones. Por tanto, tiene derecho a ser escuchada y a recibir una respuesta en la que se tomen todas las medidas, necesarias y pertinentes, que corrijan la situación o el hecho.

 

Suscriben el presente código de comportamiento:

1) Acceso a la Justicia
2) Acción Solidaria
3) A.C. Médicos Unidos
4) ACOANA
5) Amigos de Sotillo AC
6) ANCO AC Monagas
7) Asociación Civil Perijá
8) Asociación Civil NUPAZ
9) Asociación Civil Oportunidad Acciones Ciudadanas
10) Asociación Civil Red2020
11) Asociación Civil Vida y Luz (Asoviluz)
12) Asociación por la Vida (Asovida)
13) Asociación Venezolana para la Hemofilia
14) Caleidoscopio Humano
15) Cátedra de DDHH de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado
16) Cátedra de la Paz y Derechos Humanos Monseñor Óscar Arnulfo Romero
17) Cátedra de la Paz / Universidad de Los Andes
17) Cecodap
18) Cendif-Unimet
19) Centro de Acción y Defensa por los Derechos Humanos
20) Centro de Formación para la Democracia CFD
21) Cepaz
22) Ciudadanía con Compromiso AC
23) Civilis Derechos Humanos
24) Clima21 – Ambiente y Derechos Humanos
25) Codevida
16) Comisión de Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez)
27) Comisión Nacional de DDHH de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela del estado Táchira
28) Comunidad en Movimiento AC
29) Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional
30) Convite AC
31) Defensa en Acción
32) EDEPA A.C.
33) Equipo de defensa de DDHH del Estado Táchira (EDDHET)
34) Epikeia, Observatorio Universitario de Derechos Humanos
35) Espacio Civil A.C.
36) Espacio Público
37) Excubitus, Derechos Humanos en la Educación
38) Fedecámaras Monagas
39) Federación Médica Venezolana Monagas
40) Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres)
41) Funcamama
42) Fundación Aguaclara
43) Fundación DAMA “Derechos y Acciones de la Mujer Actual”
44) Fundación de Egresados UNET
45) Fundación Diáspora Venezolana (FUNDIASVE)
46) Fundación El Amparo
47) Fundación La Gran Victoria
48) Fundación para el Desarrollo Integral FUNDESI
49) Fundación Payaso con Bata
50) Fundación Pro Bono Venezuela, ProVene
51) Fundación Pro-Defensa del Derecho a la Educación y la Niñez
52) FundaRedes
53) GobiérnaTec
54) Hearts On Venezuela
55) Instituto Mead de Venezuela AC
56) La Choza del Espíritu Santo AC
57) Labo Ciudadano
58) Laboratorio de Paz
59) Liga Merideña contra el SIDA
60) Monitor Social A.C.
61) Médicos Unidos de Venezuela Capítulo Carabobo
62) Monitor Social AC
63) Movimiento Ciudadano Dale Letra
64) Movimiento SOMOS
65) Mujer y Ciudadanía A.V.
66) Médicos Unidos de Venezuela, Capitulo Lara
67) Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de los Andes
68) Oficina de DDHH del Vicariato de Puerto Ayacucho
69) ONG Operación Libertad Internacional
70) Organización Stop VIH
71) Organización Humanitaria Zona 10 AC
72) Padres Organizados de Venezuela
73) Padres Organizados de Venezuela
74) Programa Venezolano de Educación-Acción en DDHH (Provea)
75) PROMEDEHUM
76) Proyecta Ciudadanía
77) Proyecto 860
78) Red de Autoprotección de Defensores de DDHH. Estado Trujillo
79) Red de Organizaciones de Derechos Humanos del Estado Anzoátegui REDHANZ
80) REDHNNA, Red por los Derechos Humanos de NNA
81) SenosAyuda A.C.
82) Todos por el Futuro
83) Transparencia Venezuela
84) Uniandes A.C.
85) Unión Afirmativa de Venezuela
86) Unión Vecinal para la Participación Ciudadana AC
87) Unión Venezolana Liceísta en el Estado Táchira
88) Vicariato Apostólico de Puerto Ayacucho

Compartir

El Papa Francisco, homosexualidad y matrimonio

El Papa Francisco, la homosexualidad y el matrimonio igualitario

Por Quiteria Franco

El pasado 22 de octubre de 2020, el Papa Francisco dio una entrevista en la que dijo que “los homosexuales tienen derecho a una familia y deben promoverse leyes que les otorguen protección”. [1]Esta declaración genero una serie de comentarios a nivel mundial. Posteriormente, salieron hasta desmentidos y videos de la entrevista para tratar de desmentirlo. Lo dicho, hecho esta.  

A partir de allí hice unos comentarios en mi cuenta en Twitter @qfranco  acá se los comparto con algunas correcciones y datos adicionales.

Primero, reconozco la buena intención del Papa en dar un mensaje positivo sobre las personas homosexuales. No obstante, si estoy clara que él se refiere a las uniones civiles, no al matrimonio. Su posición es comprensible, para la iglesia católica el matrimonio es un sacramento y está reservado como una unión entre un hombre y una mujer. Dudo que esta posición vaya a cambiar en el algún momento.  Si hay que recordar que el catolicismo es una religión y, por ende, lo que diga la iglesia católica en voz de su líder principal es válido para los fieles católicos, pero no tiene efectos legales al menos en Venezuela.

El matrimonio en Venezuela es una institución civil.  Para los católicos es un sacramento, es un asunto simbólico pues carece de validez legal. Solo el valor religioso que le otorgan los creyentes católicos. Para el resto de los mortales el matrimonio es un contrato civil. Como contrato civil, el matrimonio otorga protección a quienes la conforman, es decir, los cónyuges, y los hijos si los hubiere. El matrimonio da protección financiera, sucesoral, inmobiliaria, y muchos otros beneficios.

El matrimonio no es para tener hijos. La gente tiene hijos sin casarse y hay quienes se casan y no tienen hijos. Algunos no tienen hijos porque no quieren y otros porque no pueden. ¿Qué hacemos les prohibimos casarse con el argumento de la impotencia o incapacidad para procrear? Sí, eso es posible, y está en el Código Civil venezolano.

Que la familia es la base de la sociedad, sí, es cierto. Pero hay muchos modelos de familia. Hombre-mujer es un tipo de familia. También lo son dos hombre o dos mujeres, o  una mujer sola con hijos o un hombre solo con hijos. Cuando se refieren a la familia y solo usan la imagen de una pareja heterosexual con niños, están ignorando los  miles de hogares venezolanos conformados por mujeres con hijos, sin la presencia de hombres.  El Censo de 2011 en Venezuela, 48% de los hogares están conformados por mujeres con hijos. Pregunto: ¿No son familias porque no hay un hombre?

Los modelos de familias han cambiado. El matrimonio ha cambiado. La familia la conforman personas, con sentimientos, deberes y derechos, no son cuerpos con genitales únicamente para reproducirse sino seres que quieren compartir sus vidas y construir metas en común.

Que la palabra matrimonio tiene un origen etimológico que significa bla bla. Aja, si la vida cambia, las palabras cambian, se adaptan y se modifican. No se puede negar derechos o limitar una institución porque el significado original era otro. Bueno, así es la vida. El matrimonio originalmente era para toda la vida, y era solo entre blancos, entre católicos, era un sacramento y luego fue solo una institución civil. Y luego se creó el divorcio. El matrimonio ha cambiado. Y cambio en el mundo desde el 2000 cuando se permitió a homosexuales.

Mas apegados a la realidad, las parejas heterosexuales se casan cada vez menos. Los únicos que quieren casarse ahora son las parejas homosexuales. Revisen las estadísticas.

El cambio está fundamentado en las leyes. En los derechos humanos. Está bien que ustedes sigan una religión, pero no pueden imponerle a todo el mundo sus creencias religiosas, así no funciona la sociedad. Creer en Dios es una cosa, seguir una religión es otra. Hay muchos dioses, hay muchas religiones. No podemos imponer ninguna a todo un país.

Reitero mi argumento original. El matrimonio es una institución civil. No es un asunto de religión. No crean que es algo que heterosexuales tienen como privilegio sino como un derecho. Si se oponen están negando un derecho a otra persona. En Venezuela ya sabemos lo que eso significa.

Oponerse a que homosexuales puedan casarse los convierte en violadores de DDHH. ¿Es así como quieren verse? Es negar derechos algo que quieres hacer, especialmente, en Venezuela donde nos han arrebatado nuestros derechos.

Rechazamos las dictaduras porque quieren imponernos un modelo de vida, imponernos el silencio, un pensamiento único, limitarnos en la economía, en movimiento. Para poder disfrutar de ciertos beneficios y libertades en dictadura debemos someternos al poder del grupo dominantes.

Impedir a homosexuales casarse es una imposición típica de dictaduras. Es imponer que todos seamos heterosexuales para poder disfrutar de ciertos beneficios.

Cualquiera que se oponga a las dictaduras no puede oponerse a que las personas homosexuales se casen y disfruten de los mismos derechos que ya disfrutan las personas heterosexuales. No son privilegios, no es otra institución. Es la misma institución civil para todos por igual.

La homosexualidad en la niñez 

Aunque fue menos controversial y discutido, también se refirió a la niñez homosexual en las familias.

La mayoría de las personas apegadas a una religión hacen una defensa feroz de la niñez, y de lo que ahora han decidido llamar al no nacido. No obstante, este defensa feroz parece desaparecer cuando comienzan a manifestarse las orientaciones sexuales de las niñas, niños y adolescentes.    

Es muy larga la lista de niñez y adolescencia que ha sido echada de su casa o de la escuela por ser homosexual usando argumentos religiosos. Hay niñez y adolescencia a la que se le niega un cupo en la escuela o la escuela secundaria por tener dos padres o dos madres. Hay niñez y adolescencia que viven en hogares administrados por la iglesia católica de donde se les echa a la calle, o como lo hacer ver “se les da la libertad temprana” para evitar lidiar con la homosexualidad.  Hay adolecentes a quienes se les recomienda “tener relaciones sexuales con alguien del sexo opuesto para intentar cambiar esos impulsos homosexuales”. En ocasiones se les envía a “tratamientos psicológicos para intentar cambiarles esos sentimientos impuros”. Todo esto sucede en instituciones católicas y también en iglesias evangélicas.

Hay niñez y adolescentes en las calles, que han abandonado los estudios, han terminado en la delincuencia debido al rechazo de sus padres por que la religión les dictaba rechazarlo como algo abominable. Espero que eso cambie.

Estos son testimonios recogidos de diferentes maneras, a través de los mismos adolescentes, de maestras e inclusive de directores y empleados de estas instituciones quienes optan por quedarse callados ante tales hechos. Que el Papa haga este llamado  de respeto, aceptación y tolerancia a la niñez homosexual es importantísimo.

Veo sumamente positivo entre todo lo dicho por el Papa, el llamado a no discriminar a nadie por su orientación sexual. Creo que era necesario, la iglesia católica ha debido hacerlo mucho antes. Yo espero que su voz tenga resonancia en fieles, sacerdotes, obispos, en la gente en general.

Espero que las iglesias, casas de abrigo católicas, escuelas católicas cesen en su rechazo a la niñez y adolescencia homosexual. Que cesen en sus intentos de querer cambiarles su orientación sexual. Eso hace mucho daño físico, psíquico y emocional. Esto no es algo que lo diga solo yo.

Ya en 1990 la Organización Mundial de la Salud lo dijo, la homosexualidad no es una enfermedad. Lo dijo Naciones Unidas a través de varios expertos independientes, intentar cambiar la orientación sexual a las personas ya sea a través de tratamientos psicológicos, religiosos e inclusive con métodos de electrochoques o de índole similar constituye tortura así como tratos crueles y degradantes  que causan terribles danos y son crímenes graves.

Yo espero que esto sirva para que desde los pulpitos de las iglesias cesen los discursos que estigmatizan y perpetúan el rechazo a las personas homosexuales.   

Espero que esto sirva para que se dé un acercamiento con la iglesia católica y esta cese en su intento de interferir en el avance de  DDHH de personas homosexuales.   Pero sobre todo que ningún otro niño, niña y adolescente sea discriminado debido a su orientación sexual.

 

[1] El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre homosexuales. El País, España.  22 de octubre. https://elpais.com/sociedad/2020-10-21/el-papa-francisco-defiende-las-uniones-civiles-entre-homosexuales.html

Compartir

Resumen de actividades durante 2020

Les presentamos un resumen de las actividades realizadas durante el 2020.   

 

Enero

21 al 24 Asistimos al II Encuentro de la Red de personas LGBTI en situación de Movilidad que se llevo a cabo en Quito, Ecuador. 

 

 

Enero 25 al 31. . Nuestra Coordinadora Quiteria Franco asistió al Encuentro de la Mujer en su  calidad de integrante del Grupo Asesor de la Sociedad Civil en ONU Mujeres para Latino America y El Caribe en Santiago de Chile. 

Febrero

 

8 de febrero. Nuestra Coordinadora facilito un taller de formación y capacitación a periodistas y abogados de Una Ventana a la libertad sobre personas LGBTI y derechos humanos.

 

 

14 de febrero. Dictamos un Taller de formación y capacitación al personal de Médicos sin Fronteras 

Marzo

  1. Nuestra Coordinadora dicto un taller sobre historia del movimiento LGBTI para el programa diversxs de Amnistía Venezuela. 

Abril

A partir de este mes las actividades comenzaron a ser todas en formato en linea debido a la llegada de la Pandemia COVID 19 y las medidas de aislamiento y distanciamiento social decretada por la mayoría de los gobiernos a nivel Mundial. 

El día 8 de abril nuestra Coordinadora General participo en un Foro/Entrevista sobre Migración de personas LGBTI y el Covid 19 en Venezuela, un evento organizado por  Dialogo Diverso y conducido por Danilo Manzano. 

 

el 26 de abril de 2020 publicamos en nuestras redes sociales el documental Lesbianas en Venezuela, una producción de Quiteria Franco y el equipo de AlternosLA, que muestra los inicios, retos y logros del movimiento lésbico en Venezuela. 

Durante tres meses el 22 de abril, el 1 de mayo y el 4 de junio se realizaron reuniones virtuales de la Red Regional de personas LGBTI en movilidad en las Américas y el Caribe. 

El 3 de mayo Quiteria Franco participo en una entrevista de radio para el programa Derechos al Aire de la organización Promedehum por la Red Nacional de Radio Fe y Alegría 105.9 FM Mérida, junto a Rosa Acevedo de Uniandes y Alejandra Olivares de Defensa en Acción. 

Mayo

 

7 de mayo. Participamos en un foro en linea sobre Derechos y tratamiento de grupos vulnerables organizado por la Comisión Presidencial para los DDHH. En este evento se abordaron los temas relacionados con Adultos mayores, pueblos indígenas, población privada de libertad y personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex en Venezuela.  

 

  1. El 13 de mayo participamos en una Mesa Redonda virtual organizada por la organización ecuatoriana Dialogo Diverso sobre los efectos del COVID 19 en las personas LGBTI refugiadas y migrantes en Latinoamérica. Participaron activistas de Guatemala, Republica Dominicana, un hombre trans migrante venezolano en Costa Rica y un periodista mexicano. 

El 19 de  mayo Quiteria Franco, Coordinadora General dicto un taller de formación a algunas organizaciones socias de ACNUR en Venezuela sobre personas LGBTI y derechos humanos.  

 

El día 26 mayo. Participamos en un Foro en la plataforma Instagram por invitación de la Fundación Vida jurídica del estado Zulia. 

 

El 27 de mayo participamos en una entrevista de Radio con Efraín Ruiz en el programa fuera de lugar por la emisora Sintonía 1420 AM.  

Junio. Mes del orgullo y dignidad LGBTI 

 

El 7 de junio publicamos un manifiesto en el que resumimos la actuaciones y omisiones de las diferentes instituciones y poderes del Estado venezolano en relación a las personas LGBTI. 

Acá te lo dejamos para que vuelvas a leer el Manifiesto 

 

El 22 de junio Nuestra Coordinadora facilito un Foro Chat via WhatsApp a los alumnos de la  Federación de estudiantes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carabobo. 

El 29 de junio participamos en el  Foro sobre los derechos humanos de las personas LGBTI, un evento organizado de manera conjunta con ONUSIDA y UNFPA. En el panel estuvieron Quiteria Franco, Vanesa Blanco, Cristina Palacios por UNFPA y Regina López por ONUSIDA. 

En el m es de junio se publicaron varios trabajos periodísticos sobre las personas LGBTI. 

Este año el diario Tal Cual no solo cambió su imagen de perfil en apoyo al mes del #orgullo también ha publicado siete trabajos sobre las personas #lgbti en Venezuela. #pride2020🏳️‍🌈
Acá se los compartimos. Puede leerlos en su portal.
 
1. Homofobia y transfobia dejan impunes los delitos de odio https://talcualdigital.com/homofobia-y-transfobia…/
2. En Venezuela se puede ser lesbiana pero en silencio. https://talcualdigital.com/elena-hernaiz-en-venezuela…/
3. La importancia de denunciar la violencia contra la comunidad LGBTI. https://talcualdigital.com/la-importancia-de-denunciar…/
4. Personas LGBTI son carnada fácil para las redes de tráfico humano. https://talcualdigital.com/personas-lgbti-son-carnada…/
5. Militancia LGBTI y los partidos políticos: líneas se rozan pero no lo suficiente. https://talcualdigital.com/militancia-lgbti-y-partidos…/
6. El otro closet: la comunidad LGBTI invisibilizada en los cargos públicos. https://talcualdigital.com/el-otro-closet-la-comunidad…/
7. Salir del closet: cuatro letras, cuatro historias. https://talcualdigital.com/lgbt-salir-del-closet-cuatro…/
 
Ademas publicaron nuestro manifiesto
Ni el ejecutivo ni el TSJ ni la Asamblea Nacional velan por derechos de LGBTI https://talcualdigital.com/ni-el-ejecutivo-el-tsj-ni…/…
 
RunRunes por su parte publicó el manifiesto y otro artículo de opinión sobre el tema
Unión Afirmativa exige al Estado cumplir compromisos con la comunidad LGBTI. 
 
Comunidad LGBTI orgullosa pero invisible para el Estado
https://runrun.es/rr-es-plus/412884/3×3-comunidad-lgtbi-orgullosa-pero-invisible-para-el-estado/ 
 
 

Agosto

 

Lunes 3. Quiteria Franco, coordinadora general, participo como ponente en el foro El Auge de la Trata de personas en Venezuela  organizado por la Comisión presidencial para los Derechos Humanos. 

 

Agosto

 

Lunes 3. Quiteria Franco, coordinadora general, facilito un foro chat vía whatsapp con profesionales del Colegio de Periodistas seccional Miranda. El tema abordado fue el tratamiento ético de los asuntos relacionados con las personas LGBTI en los medios de comunicación. 

Agosto

 

El Martes 4, Quiteria Franco participo en el foro sobre la situación de derechos humanos de las personas LGBTI en Venezuela una actividad organizada por el grupo de Educación en Derechos Humanos de la UCAB.  

El Jueves 27 de agosto participamos en un Cine foro sobre la película Dallas Buyers Club organizado por la Alianza en Educación en DDHH, junto a ACCSI Y Acción Solidaria. 

Septiembre

 

Martes 1. Participamos en una Entrevista tuitera con Proiuris-Colombia

El resultado de esa entrevista pueden leerlo acá 

Las personas LGBTI migrantes y refugiadas requieren de mayor solidaridad.  

El Miércoles 2 de septiembre participamos en un Foro sobre Pedofilia por invitación de la Comisión de familia de la Asamblea Nacional- para hablar sobre las personas LGBTI

 

El Jueves 10. participamos en el Foro sobre Responsabilidad empresarial con el tema Género y diversidad por invitación de la Comisión presidencial de DDHH. 

Octubre

 

En octubre participamos en el Video por el 75 aniversario de Naciones Unidas

Noviembre

Miércoles 4 de noviembre. Participamos en un Foro organizado por la Red Naranja. Presentando como integrante de la plataforma Con Ellas.

El Miércoles 11 de noviembre participamos en el Foro sobre Gobierno Abierto y su relación con las personas LGBTI por invitación de Transparencia Venezuela. 

El sábado 21 de noviembre participamos en un Foro via instagram como parte de la IV Feria de Derechos Humanos del estado Zulia organizada por de CODHEZ- El Foro fue presentado por Jau Ramírez de Somos.

El martes 24 de noviembre celebramos el aniversario de Unión Afirmativa de Venezuela. Son 20 años desde que nuestra Asociación Civil  existe de manera oficial en el país. Lo celebramos haciendo lo que sabemos hacer trabajando en favor de los derechos humanos, documentando, denunciando y divulgando la situación de las personas LGBTI en Venezuela.

Agradecemos a todas y a todos quienes de alguna manera son responsables de nuestra existencia. A los fundadores, José Ramon Merentes, Jesús Ravelo, Richard Martines, Pedro Borges y Liliana Gómez.

Agradecemos a los diferentes integrantes de las Juntas directivas de la Organización en especial a Mauro Bellesi, Juan Daniel Márquez y a Madeline Rivas. A los colaboradores durante tanto tiempo como Jorge González Durand, Rafael Garrido y Esdras Catari. A Muchas otras personas que prefieren permanecer en el anonimato. 

Agradecemos a todas las organizaciones que nos han apoyado a lo largo de estos 20 años como Provea, Una Ventana a la libertad, ACCSI, Provea, Plafam, COFAVIC, Acción Solidaria, Civilis, Observatorio venezolano de Prisiones, Acceso a la Justicia, Cepaz  y tantas otras que han sido un ejemplo para Unión Afirmativa. 

Gracias a todas y todos. 

 

El miércoles 25 de noviembre participamos en el encendido Naranja en el marco del Día por la eliminación de la violencia contra las mujeres en la Plaza Altamira del Municipio Chacao.  

Diciembre

El 1 y 2 de diciembre participamos en el VI Encuentro de defensoras y defensores de derechos Humanos en Venezuela. Organizado por CIVILIS y PROVEA.  Imagen

En este encuentro aprovechamos para agradecer a quienes desde sus organizaciones con un gesto en el mes del orgullo LGBTI cambiaron los logos en sus redes sociales para observar esa celebración.

Acceso a la Justicia, Aula Abierta, CODHEZ, CDH UNIMET, Clima 21, Codehciu, Dale Letra, Fundación Lucelia,  Humano Derecho, Observatorio de DDHH de la ULA, Plafam, Promedehum, Provea, Redes ayuda y Sinergia.

A los medios de comunicación el bus tv, RunRunes, Tal Cual, VPI, el Estímulo y el Diario.  

Y a la Embajada del Reino Unido en Caracas, ONU Mujeres, ACNUR, la CIDH y la OEA.

Diciembre

 

Participamos en un video testimonial para embajada de Alemania y Francia sobre inicios de activismo en el marco del Dia Internacional de los Derechos Humanos.  

El 16 de diciembre participamos en un foro organizado por la Alianza Mundial de legisladores por la igualdad en DDHH de personas LGBTI, en ingles conocido como Lawmakers for LGBTI equality. Global Equality Caucus. 

 

 

 Unión Afirmativa les desea un excelente año 2021. 

Compartir

Informes sobre la situación de DDHH de personas LGBTI en Venezuela 2020

Les presentamos dos nuevos informes 

En un nuevo informe sobre la situación de derechos humanos de las personas LGBTI en Venezuela les actualizamos sobre el incumplimiento por parte del Estado venezolano de los compromisos adquiridos en materia de derechos humanos para todas y todos sin distinción alguna que, en particular, afectan a las personas LGBTI.

En este nuevo informe les compartimos sobre el Marco legal de protección y sus falencias para con las personas LGBTI, les comentamos sobre la Emergencia Humanitaria Compleja, el covid-19 y las personas LGTBI en Venezuela. Les mencionamos sobre como las Personas LGBTI siguen siendo víctimas de violencia y además como algunas viven bajo formas de explotación o esclavitud. Hacemos un recuento del contexto país ante la llegada de la COVID 19.  mencionamos los patrones de discriminación y violaciones de DDHH que fueron mencionados en el informe  de determinación de hechos de Naciones Unidas sobre Venezuela. Finalmente, hacemos unas recomendaciones al Estado venezolano.

 

Situación de los derechos humanos de las personas LGBTI en Venezuela 2020

 

En este informe sobre la situación de los derechos humanos de las mujeres lesbianas, bisexuales y trans en Venezuela les informamos sobre la evaluación a Venezuela en la CEDAW y sus recomendaciones para el Estado. Les comentamos sobre las mujeres lesbianas en la defensa de derechos humanos en Venezuela. Les relatamos el incumplimiento del Derecho a la igualdad y el derecho a la no discriminación por parte del Estado. Identificamos la situación de los Derechos Sexuales y Reproductivos de las mujeres LBT. Identificamos las falencias en cuanto a la Educación Sexual en el país. Develamos la discriminación laboral hacia LBT por razón de orientación sexual, identidad y expresión de género. Develamos las carencias en la Ley en cuanto al Derecho de las mujeres LBT a una vida libre de violencia. Informamos sobre la trata de mujeres trans. Finalmente, hacemos varias recomendaciones al Estado venezolano.

 

Situación de los derechos humanos de las mujeres lesbianas, bisexuales y trans en Venezuela 2020.   

Compartir

Grupo de Trabajo sobre Esclavitud Moderna en Venezuela (GTEMV) exhorta a las autoridades a aclarar los sucesos en Güiria

El Grupo de Trabajo sobre Esclavitud Moderna en Venezuela (GTEMV) se suma al duelo por la muerte, hasta los momentos, de 28 connacionales, entre ellos niñas y niños, que perecieron en el mar entre Venezuela y Trinidad y Tobago, víctimas de al menos dos naufragios, de la inacción de los Estados responsables en garantizar el derecho a la vida y la seguridad de estas personas.

El GTEMV se solidariza con los familiares de las víctimas y exige trabajo articulado con la sociedad civil en cuanto a la prevención del tráfico ilícito de migrantes, trata de personas y otras prácticas que puedan considerarse como esclavitud moderna, hechos que han sido denunciados en los últimos cinco años.

La migración forzada es una de las principales causas de aumento de los factores de riesgo y exposición de las personas venezolanas migrantes a la trata de personas y a muchas de las prácticas neo-esclavistas, tanto en Venezuela, como en los países de tránsito y destino. En este sentido, la sociedad civil venezolana ha rechazado los pronunciamientos de las autoridades de ambas naciones, que, diluyen responsabilidades, criminalizan y estigmatizan a quienes deciden escapar en búsqueda de una mejor calidad de vida.

El Estado venezolano tiene la obligación de disminuir los riesgos asociados a la migración forzada, mediante la agilización de la impresión y entrega de documentos de viajes de la población venezolana. Las dificultades para acceder a los documentos necesarios para migrar son en sí un factor de riesgo que expone a migrantes o personas con necesidad de protección internacional a situaciones de vulnerabilidad tanto en la salida como al intentar establecerse en el país de destino.

Se hace un llamado al gobierno de Trinidad y Tobago a cumplir con lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (art. 14), la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (art. XXVII), la Convención Americana sobre Derechos Humanos (art. 22 numeral 7), así como la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo, la Convención Sobre los Derechos del Niño, Declaración de Cartagena sobre los Refugiados y el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, en particular con el derecho a solicitar asilo y los principios de no devolución, no penalización, debido proceso y reunificación familiar.

De igual forma, se deben realizar acciones tendientes a la cooperación internacional en materia de migración y fortalecer las contribuciones de las personas migrantes y la migración al desarrollo sostenible establecidos entre ese Estado y Venezuela. Igualmente, solicitamos que Trinidad y Tobago y Venezuela rindan cuentas e investiguen de manera objetiva, imparcial, transparente, exhaustiva y expedita lo ocurrido desde el pasado sábado 12 de diciembre con las diversas embarcaciones.

Se exige a las autoridades venezolanas que las investigaciones sean transparentes y se hagan conforme a los protocolos internacionales, con un acto conclusivo que conduzca a la acusación para la posterior declaración de responsabilidades penales, civiles y administrativas a las que haya lugar.

Se solicita que en la investigación se tomen en cuenta elementos de corrupción que pueden estar presentes en las actividades de redes criminales y se determinen las responsabilidades de funcionarias y funcionarios públicos que pudiesen facilitar las actuaciones de estas redes de trata de persona en el estado Sucre, ya sea por actuar con abuso del poder conferido o por omisión en el cumplimiento de sus deberes.

Se insta al Ministerio Público venezolano informar a INTERPOL sobre la desaparición de las personas que se encontraban en la embarcación “Mi Recuerdo” que embarcó el 6 de diciembre de 2020, así como la desaparición en altamar de 18 personas que abordaron la embarcación “Jonnaly José” el 23 de abril de 2019 y 33 personas del buque “Ana María” el 16 de mayo de 2019, embarcaciones que partieron desde Güiria, estado Sucre a Trinidad y Tobago, esto a los fines de solicitar las respectivas alertas amarillas.

El GTEMV condena y rechaza el acoso y hostigamiento contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos que han denunciado la situación por medio de testimonios de los familiares de víctimas y de investigaciones y seguimiento de lo ocurrido en Güiria desde los primeros reportes de devoluciones de personas venezolanas fuera de lo que establece las leyes que amparan a personas refugiadas y migrantes.

Por último, se hace imperativo recordar que la migración y la protección internacional son derechos humanos, las personas migrantes mantienen sus derechos desde la salida del país de origen, estando en tránsito y al llegar al país de destino, por lo que los Estados deben ajustar sus políticas migratorias y darles un enfoque que proteja el ejercicio de estos derechos universales.

Suscriben las organizaciones integrantes del GTEMV
Transparencia Venezuela, Unión Afirmativa, CDH-UNIMET, Instituto de Investigaciones Jurídicas UCAB, Caleidoscopio Humano, CEPAZ, Éxodo, CDH-UCAB, Mulier y Defensores de Vida Bogotá en Venezuela.

Caracas, 17 de diciembre de 2020

Compartir

Celebramos nuestro 20 aniversario

Estimadas, aliadas y amigas.

En Unión Afirmativa estamos de aniversario. Este 24 de noviembre de 2020 estamos celebrando 20 años de trabajo en Venezuela. Han sido muchas vivencias.

Queremos agradecer a todas las organizaciones que nos han acompañado en esta experiencia en la defensa y promoción de derechos humanos. Nos gustaría poder mencionarlas a todas. Algunas ya no existen. Otras siguen y algunas son de reciente creación que nos han acompañado.

A cada persona lesbiana, gay, bisexual, trans e intersex que nos ha apoyado, les expresamos nuestro agradecimiento y a quienes han confiado en nosotros y que nos hayan permitido ayudarles cuando más lo necesitaban. Para Unión Afirmativa es una responsabilidad enorme que ustedes confíen en nuestro trabajo.

Agradecidos con todas las personas que han pasado por nuestra organización, como fundadores, miembros de la junta directiva, voluntario, colaborador, financista, usuario, beneficiario, diseñador, editor, participante en nuestras actividades y periodistas, grandes aliados.

Seguimos trabajando para que en Venezuela se implementen los estándares internacionales que protegen a las personas de la discriminación debido a la orientación sexual, identidad o expresión de género.  

 

Reseña histórica de Unión Afirmativa de Venezuela con actividades desde el año 2000 hasta el 2013

 

Resumen de actividades durante 2014

 

Resumen de actividades durante 2015

 

Resumen de actividades durante 2016

 

Resumen de actividades durante 2017 

 

Resumen de actividades durante 2018

 

Resumen de actividades durante 2019

Compartir

Declaración de Unión Afirmativa por el Día Mundial de la Salud Mental

Cada 10 de octubre se observa el Día Mundial de la Salud Mental. La conmemoración fue impulsada por la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH) y apoyada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cada año, la WFHM, propone, a modo de lema, un aspecto de la salud mental junto a diversos contenidos sobre esta temática. El objetivo que persigue, es el de recordar que la salud de cada individuo es la sólida base para la construcción de vidas plenas y satisfactorias. Esto tiene una estricta correlación con la definición de “salud” (1946) propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que la considera como un “estado de completo bienestar físico, mental y social, no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

El Día Mundial de la Salud Mental de este año se celebra en un momento en que nuestras vidas cotidianas se han visto considerablemente alteradas como consecuencia de la pandemia de COVID-19. En el caso de las mujeres y las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex estas consecuencias son desproporcionadamente altas.  

Las personas LGBTI permanecen entre los grupos más marginados y odiados de la sociedad. Debido a esto, las personas LGBTI son más propensas a experimentar problemas de salud mental como depresión, ansiedad, abuso de sustancias e ideas suicidas, en comparación con el resto de la población.  Aunque estos números están disminuyendo a medida que crece la aceptación social, todavía son demasiado altos.

Adicionalmente, con demasiada frecuencia las personas LGBTI carecen de aceptación por parte de maestros, compañeros de clase, los empleadores, las iglesias e incluso por parte de los miembros de la familia. Las actitudes discriminatorias también dan lugar a que no se disponga de apoyo para tener servicios en salud mental. Por el contrario, en algunos casos, al acudir a algunos profesionales de salud mental, que deberían apoyarles en proceso de aceptación son los principales perpetradores de daños profundos e irreparables a través de procesos para intentar cambiar lo que consideran una conducta sexual inapropiada.  Esto a pesar de que la homosexualidad fue eliminada como una enfermedad mental en 1990 por la OMS.

Es oportuno agregar que algunas iglesias llevan a cabo tratamientos ortodoxos y perjudiciales, tanto física y mentalmente en personas LGBTI que redundan en graves daños a la salud mental. En clara contradicción a o recomendado por la OMS en relación a la prohibición de las terapias de conversión o cambio de orientación sexual, las cuales han demostrado ser dañinos para quienes son sometidos a estas prácticas.   

Los últimos meses han traído muchos retos para todas y todos, debido al aislamiento social, el poco contacto con amigos y familiares, con pérdida de trabajo, el temor a contagiarse del COVID 19, y aún más en Venezuela, donde contamos con muy poca protección sanitaria, en medio de un contexto de emergencia humanitaria y el ingente número de personas atrapadas en la pobreza y la falta de alimentos y servicios públicos.

La OMS espera que en un futuro cercano las necesidades de apoyo psicosocial y en materia de salud mental aumentarán considerablemente. Por eso la campaña del Día Mundial de la Salud Mental de este año se ha propuesto conseguir el incremento de las inversiones a favor de la salud mental.

En este Día Mundial de la Salud Mental es hora de crear conciencia sobre la prevalencia de estos problemas en las personas LGBTI para exigir una atención médica que sea accesible e inclusiva de sus necesidades. Así mismo seguir trabajando para eliminar por completo el estigma asociado a esta población.

 

Unión Afirmativa statement on World Mental Health Day

 

Every October 10 we celebrate World Mental Health Day. The commemoration was promoted by the World Federation for Mental Health (WFMH) and supported by the World Health Organization (WHO). Every year, the WFHM proposes, as a motto, an aspect of mental health along with various content on this subject. The objective that it pursues is to remember that the health of each individual is the solid foundation for the construction of full and satisfying lives. This has a strict correlation with the definition of “health” (1946) proposed by the World Health Organization (WHO) that considers it as a “state of complete physical, mental and social well-being, not only the absence of affections or diseases. “.

This year’s World Mental Health Day is celebrated at a time when our daily lives have been significantly disrupted as a result of the COVID-19 pandemic. In the case of women and lesbian, gay, bisexual, trans and intersex people these consequences are disproportionately high.

LGBTI people remain among the most marginalized and hated groups in society. Because of this, LGBTI people are more likely to experience mental health problems such as depression, anxiety, substance abuse, and suicidal thoughts, compared to the rest of the population. Although these numbers are decreasing as social acceptance grows, they are still too high.

Additionally, too often LGBTI people lack acceptance from teachers, classmates, employers, churches, and even family members. Discriminatory attitudes also result in the lack of support for mental health services. On the contrary, in some cases, when they go to some mental health professionals, who should support them in the process of acceptance, they are the main perpetrators of deep and irreparable damage through processes to try to change what they consider to be inappropriate sexual behavior. This despite the fact that homosexuality was eliminated as a mental illness in 1990 by the WHO.

It is appropriate to add that some churches carry out orthodox and harmful treatments, both physically and mentally, on LGBTI people that result in serious damage to mental health. In clear contradiction to or recommended by the WHO in relation to the prohibition of conversion or change of sexual orientation therapies, which have proven to be harmful for those who are subjected to these practices.

The last few months have brought many challenges for everyone, due to social isolation, little contact with friends and family, job loss, fear of catching COVID 19, and even more so in Venezuela, where we have very little protection in the midst of a context of humanitarian emergency and the huge number of people trapped in poverty and the lack of food and public services.

WHO expects that in the near future the needs for mental health and psychosocial support will increase considerably. That is why this year’s World Mental Health Day campaign has set out to achieve increased investments in favor of mental health.

On this World Mental Health Day it is time to raise awareness about the prevalence of these problems in LGBTI people to demand health care that is accessible and inclusive of their needs. Likewise, we continue working to completely eliminate the stigma associated with this population.

Compartir

Gender Analysis, sexual and gender based violence in the UN Fact Finding Mission on Venezuela

Gender Analysis, sexual and gender based violence in the UN Fact Finding Mission on Venezuela

 

By Quiteria Franco

 

The United Nations Independent International Fact-Finding Mission on the Bolivarian Republic of Venezuela in its report published this Wednesday, September 16, “found reasonable grounds to believe that the Venezuelan authorities and security forces have planned and carried out serious human rights violations since 2014, some of which – including arbitrary executions and the systematic use of torture – constitute crimes of Against humanity,”

 

What is the United Nations fact-finding mission for Venezuela?

 

In resolution 42/25, of September 27, 2019, the Human Rights Council established an Independent Mission to Determine the Facts about the Bolivarian Republic of Venezuela to investigate the following: 1) extrajudicial executions, 2) enforced disappearances, 3) arbitrary detentions and 4) torture and other cruel, inhumane or degrading treatment since 2014, in order to ensure full accountability of the perpetrators and justice for the victims. The Human Rights Council requested the fact-finding Mission to report on its findings during an interactive dialogue at its 45th session, in September 2020.

 

The Mission investigated 223 cases, 48 of which are included as comprehensive case studies in the 443-page Spanish and 411-page English report presented in eight chapters. Additionally, the Mission examined 2,891 other cases to corroborate the patterns of violations and crimes.

The Mission identified highly coordinated patterns of violations and crimes in accordance with State policies and part of a generalized and systematic course of conduct, thus constituting crimes against humanity.

 

The state security forces in their multiple bodies, namely the National Police, local, regional and municipal police, GNB, CICPC, SEBIN, DGCIM, FAES are identified as the perpetrators of these crimes against humanity. Nicolas Maduro, Diosdado Cabello, Reverol and Padrino López as responsible for ordering, financing or ordering these human rights violations.

 

“The Mission found reasonable grounds to believe that the Venezuelan authorities and security forces have planned and carried out serious human rights violations since 2014, some of which – including arbitrary executions and the systematic use of torture – constitute crimes of Against humanity, ”said Marta Valiñas, president of the Mission.

 

Here I am going to focus only on chapter VI entitled Analysis of gender, sexual and gender violence; and within this chapter point II. Assessment of sexual violence perpetrated in the context of the Mission’s mandate, letter A. Homophobic and sexist insults during acts of violence investigated by the Mission.

 

 

The Mission stated that in Venezuela “Patriarchal roles and stereotypes emphasize the ideal woman as a mother figure within the domestic sphere, and sexualize young women outside this role. Stereotypes also apply to men through the continued prevalence of machismo, which demands an exaggerated masculinity rooted in a man’s role to defend his family, and, by extension, his homeland. Machista stereotypes weaponize homophobia and misogyny to discredit male opponents by insinuating their homosexuality or femininity, both of which connote weakness and defenselessness.These gender roles and stereotypes are reinforced during the perpetration of violence.”

 

The Mission investigated 45 incidents of sexual violence perpetrated in the context of violations and crimes documented in the report. The 45 incidents included 89 specific acts of sexual violence, as listed below. Many of the incidents involved multiple victims.3487 Of these incidents, nine occurred in the context of demonstrations, 34 occurred during the interrogation or detention of targeted dissidents or opponents, and two occurred during security operations.

Seventy-four percent of the incidents involved sexual violence against men, and 30% involved sexual violence against women.

 

The cases investigated and verified by the Mission are consistent with wider reporting trends on sexual and gender-based violence in Venezuela from 2014 to 2019, which still cannot be considered exhaustive, due to the likelihood of underreporting. Revictimization by public and judicial officials, lack of support for victims during accountability processes, lack of trust in law enforcement and prosecution services, and fear of reprisals, often stemming from explicit and implicit threats were all factors likely to contribute to underreporting.

 

Mission investigations indicate that the use of sexual violence as a repressive technique during coercive circumstances such as arrest and detention is pervasive, and perpetrated by a number of different security services without adequate investigation, prosecution or sanction.

The acts of sexual and gender-based violence documented by the Mission included:

Rape, using body parts or objects (three confirmed instances)

  • Threats to rape individuals, or have others rape them (19 confirmed instances, multiple victims during group detentions)
  • Threats of rape or other gender violence against victims’ female loved ones (five confirmed instances)
  • Sexual violence, including e.g. groping of breasts, buttocks and genitals, spanking (ten confirmed instances)
  • Forced nudity, including for prolonged periods (23 confirmed instances, multiple additional victims during group detentions)
  • Targeted violence against genitals (male and female), breasts or abdomens (female), including targeted beatings or the delivery of electric shocks (24 confirmed instances).
  • Invasive and unnecessary body searches (male and female) of detainees or visitors (five confirmed instances, multiple additional victims)

 

Seven incidents involving multiple victims occurred when GNB or PNB officials arrested demonstrators. In these incidents, officials used sexual violence to punish demonstrators for their participation in protests. These incidents included the rape of at least two male protesters and the sexual assault of several female protesters.3495 Additionally, GNB and PNB officials threatened to rape both male and female arrestees, including members of the LGBTI population.3496 For example, a witness arrested in 2014 told the Mission that GNB officials held a transgender woman protester with the male detainees, threatening to rape her when she went to the bathroom.

 

  1. Homophobic and Sexist Insults during Acts of Violence Investigated by the Mission

The Mission documented at least 18 cases, generally with multiple victims, in which SEBIN, DGCIM, GNB, PNB and FAES officials used homophobic and sexist insults against both male and female individuals while perpetrating acts investigated by the Mission, including sexual violence.

These acts occurred during home raids, arrests, interrogations and detention. In several particularly violent episodes, officials attacked the masculinity of male victims during acts of rape or other severe sexual violence, equating being a “filthy” “traitor” with male homosexuality and weakness.

Expressions of femininity and male homosexuality are considered culturally incompatible with military and police identity,3498 and DGCIM, in particular, used machista concepts of masculinity to humiliate and degrade military dissidents during interrogation. Additionally, the Military Justice Code continues to criminalize homosexual acts, and punish them with imprisonment and dismissal from the armed forces.3499 A witness told the Mission that a female official who regularly asphyxiated detainees would say things like, “these are men who claim to be commandos, let’s see what kind of wood they’re made from.”

A civilian detainee told the Mission that an officer told him that since he was a mariquita (faggot), they would only apply 220 volts of electricity rather than 440, before applying electric shocks to his naked body.3501 One military detainee told the Mission how DGCIM officials would subject new prisoners to a ‘game’ called “breastfeeding”. They beat naked detainees with a bat with the word “teta” (tit) written on it. Officials also attached the bat perpendicularly to a wall and pushed the naked men backwards towards it, with the aim of anally penetrating them.

In other cases, DGCIM and SEBIN officials attacked men’s social identity by threatening to rape or otherwise harm their female relatives.3503 One man told the Mission that these threats made him feel guilty and ashamed he had not done enough to protect his family.

Likewise, officials punished women for participating in demonstrations or otherwise behaving in ways that departed from patriarchal gender expectations. For example, during the arbitrary detention of a 13-year-old girl in Zulia in 2017, PNB officers groped her breasts, crotch and buttocks, while calling her a whore for “hanging around so many men” in the protest that day.3505 A GNB official held a gun to a woman’s head during a protest in Táchira in 2014 while another told him to “Kill that bitch.” Officials poured vinegar onto her face and beat her, calling her a bitch and a “guarimbera hija de puta” (protesting daughter of a whore).3506 In SEBIN custody, a guard accused a woman of behaving promiscuously for talking with her male friends during visiting hours, and punished her by removing her visitation rights.

The Mission also documented cases in which security officials insulted mothers, wives and girlfriends, blaming them for the execution of their male relatives, or for other acts of violence.

By weaponizing gender roles and stereotypes during the perpetration of the violations under consideration in this report, State officials generated additional severe physical, psychological and moral harm to victims. This discriminatory rhetoric seemed to echo homophobic and sexist statements by high-ranking public officials during the period under review.

  1. Additional cases of violence witnessed by detainees

Some men and women interviewed by the Mission witnessed acts of sexual and nonsexual violence perpetrated against women detained for non-political reasons.

In SEBIN El Helicoide, the women’s cell was located directly under an office used by SEBIN officials to torture detainees, from which the women could hear what occurred in the office above. Several women who had been detained there described the range of torture they regularly overheard against both men and women, including beatings, electric shocks and asphyxiation with plastic bags.3510 On one occasion, SEBIN officials asked the women if they had any extra bags, which they then used to asphyxiate victims.3511 They also saw the battered detainees as they were brought through the hallway into the detention area after the abuses.

Two witnesses told the Mission about an incident which occurred in December 2015 in which they overheard the rape of a female detainee in the office above them.3512 They told the Mission they heard an official tell the woman to “turn over” or “get on your knees”, because it was her “turn”. They then heard her cries of pain. One witness had to move to another area of the cell because she could not bear to listen. The victim was later brought into the women’s cell, where she confirmed that she had been raped. One witness described that hearing a woman being raped was like torture for all the women in the cell.

  1. Access to justice

Most of the women and men whose cases are mentioned here chose not to make complaints for fear of reprisals, stigmatization, and distrust in the legal system.3514 The young man raped by a GNB officer in February 2014 complained publicly and officially about the violence perpetrated against him and the other detainees. Rather than providing victim support or undertaking an effective investigation, the Attorney General made public statements discrediting him and casting doubt upon his accusations. His case was widely discussed in traditional and social media, causing him and his family significant retraumatization.3515 It is possible that this discouraged many subsequent victims of sexual violence from reporting.

Members of the LGBTQI population who spoke to the Mission said additional barriers kept sexual minorities from filing complaints about state officials.3516 One advocate of LGBTQI rights stated, “In Venezuela, we are afraid to make formal complaints. This fear is even stronger when you are homosexual. You will not go to a prosecutor’s office and tell them you were tortured for being homosexual. That process signifies revictimization. You know they will make fun of you. As a lesbian woman, as a gay man, even more so if you are transgender.”

 

Final note

This chapter of the report of the United Nations Fact-finding Mission provides painful examples of what we presented to the Inter-American Commission on Human Rights in 2015 during the 154th period of sessions, during our appearance we denounced Nicolás Maduro and other members of his government as promoters of a homophobic state that was exacerbating patriarchal vices such as machismo, homophobia that could be very harmful to Venezuelan society. By then we requested paying attention to this negative trend. Subsequently, we made the same complaint in United Nations in 2015 and 2016, within the framework of the evaluation of Venezuela on compliance with the International Covenant on Civil and Political Rights and during the Second Cycle of the Universal Periodic Review.

As mentioned by the Mission, it is presumed that there are many more victims who refrain from reporting out of fear, shame or distrust. It is good to recognize the courage of each victim, I hope that one day we can achieve justice and reparation for each and every one of the victims of these dark times for our country.

 

 

Compartir

Género y violencia sexual en el Informe de determinación de hechos en Venezuela

Género y violencia sexual en la misión de determinación de los hechos sobre Venezuela

Por Quiteria Franco

La Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos de las Naciones Unidas sobre la República Bolivariana de Venezuela en su informe publicado este miércoles 16 de septiembre identificó patrones de violaciones y crímenes altamente coordinados de conformidad con las políticas del Estado y parte de un curso de conducta tanto generalizado como sistemático, constituyendo así crímenes de lesa humanidad.

 

¿Qué es la misión de determinación de hechos de Naciones Unidas para Venezuela?

En la resolución 42/25, del 27 de septiembre de 2019, el Consejo de Derechos Humanos estableció una Misión Independiente de Determinación de los hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela para que investigue lo siguiente: 1) las ejecuciones extrajudiciales, 2) las desapariciones forzadas, las 3) detenciones arbitrarias y 4) las torturas y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes cometidos desde 2014, a fin de asegurar la plena rendición de cuentas de los autores y la justicia para las víctimas. El Consejo de Derechos Humanos pidió a la Misión de determinación de los hechos que presentara un informe sobre sus conclusiones durante un diálogo interactivo en su 45º período de sesiones, en septiembre de 2020.

La Misión investigó 223 casos, de los cuales 48 se incluyen como estudios de casos exhaustivos en el informe de 443 páginas en español y 411 paginas en inglés presentados en ocho capítulos. Adicionalmente, la Misión examinó otros 2.891 casos para corroborar los patrones de violaciones y crímenes.

La Misión identificó patrones de violaciones y crímenes altamente coordinados de conformidad con las políticas del Estado y parte de un curso de conducta tanto generalizado como sistemático, constituyendo así crímenes de lesa humanidad.

Las fuerzas de seguridad del estado en sus múltiples cuerpos, a saber, la Policía Nacional, policías locales, regionales y municipales, GNB, CICPC, SEBIN, DGCIM, FAES son identificadas como las perpetradoras de estos crímenes de lesa humanidad. Nicolas Maduro, Diosdado Cabello, Reverol y Padrino López como responsables de ordenar, financiar u ordenar estas violaciones de derechos humanos.

“La Misión encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde 2014 graves violaciones a los derechos humanos, algunas de las cuales – incluidas las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura – constituyen crímenes de lesa humanidad,” dijo Marta Valiñas, presidenta de la Misión.

Acá me voy a enfocar solo en el capítulo VI titulado Análisis de género, violencia sexual y de género; y dentro de este capítulo el  punto En la parte I. Impactos diferenciados, letra A. Impacto diferenciado de las condiciones de detención en mujeres y niñas; y II. Evaluación de la violencia sexual perpetrada en el contexto del mandato de la Misión, letra A. Insultos homofóbicos y sexistas durante los actos de violencia investigados por la Misión.

En primer lugar la Misión destaca como las violaciones y los delitos documentados afectan de manera diferenciada a niñas, niños, jóvenes, mujeres y hombres debido a  los roles de género subyacentes, las desigualdades y los estereotipos previamente establecidos culturalmente en la sociedad venezolana.  Por un lado, los roles y estereotipos patriarcales que presentan a la mujer ideal como una figura materna dentro de la esfera doméstica, y sexualizan a las mujeres jóvenes fuera de este rol. Por otro lado, también se aplican estereotipos a los hombres a través del predominio continuo del machismo, que exige una masculinidad exagerada arraigada en el papel del hombre de defender a su familia y, por extensión, a su patria. Estos estereotipos machistas utilizan la homofobia y la misoginia como arma para desacreditar a oponentes masculinos, al insinuar su homosexualidad o feminidad, las cuales connotan debilidad e indefensión.

 

En la parte I. Impactos diferenciados, letra A. Impacto diferenciado de las condiciones de detención en mujeres y niñas se menciona lo siguiente:

 

En algunos casos, las condiciones de detención inadecuadas afectaron de manera desproporcionada los derechos de las mujeres y las niñas. La Misión investigo casos en los que hombres y mujeres, incluidos menores, fueron detenidos todos juntos en centros de detención oficiales o no oficiales, incluidas oficinas y cocinas de comisarías de policía, a veces durante varios días, antes de su audiencia de presentación.

En varios casos, hombres, mujeres, niños y niñas tuvieron que hacer sus necesidades en bolsas frente a funcionarios o frente a otras personas detenidas del sexo opuesto.

Debido a la falta de instalaciones adecuadas, una mujer dijo a la Misión que se vio obligada a ducharse desnuda en un vestidor masculino del CICPC durante su detención. Funcionarios varones entraban en el vestidor y le hablaban mientras se banaba, más tarde un oficial superior le hacía insinuaciones sexuales. En al menos dos casos, mujeres y hombres que no se conocían entre sí fueron retenidos juntos en pequeñas oficinas administrativas del SEBIN en El Helicoide durante varios días antes de ser al área formal de detencion.

 

En varios casos, mujeres que menstruaban fueron retenidas después de su arresto sin tener acceso a productos de higiene menstrual y sin poder bañarse adecuadamente. Esto resulto en que las mujeres usaran ropa mojada y ensangrentada durante varios días, a veces en presencia de hombres que ellas no conocían. En ocasiones, se presentaban a mujeres en el tribunal con estas ropas ensangrentadas y/o funcionarios de seguridad se burlaban de ellas y de la sangre. Sin excepción, las mujeres que hablaron con la Misión describieron estas situaciones como profundamente humillantes.

 

Ni los centros de detención del SEBIN ni de la DGCIM ofrecían condiciones adecuadas para mujeres, aunque permanecían allí durante semanas, meses o años. En El Helicoide, por ejemplo, permanecían hasta 30 mujeres recluidas en una celda hacinada, sin acceso a agua corriente. Cuando había agua disponible en el centro, se proporcionaba el primer acceso a los hombres. Esto afecto de manera desproporcionada a la población femenina, que además de tener menos acceso que los hombres al agua para beber, bañarse y limpiar, también necesitaban agua adicional durante la menstruación. Las mujeres detenidas informaron que también tenían menos acceso a la luz solar y a la actividad física en comparación de los hombres.

 

Mujeres bajo custodia también enfrentaron riesgos adicionales de explotación sexual y sexo transaccional coercitivo. La Misión considera tales actos como violencia sexual precisamente por su carácter coercitivo. No se proporcionó protección adecuada contra estos actos, ni se pusieron bienes o productos básicos sin costo a disposición de todas las personas detenidas para evitar la necesidad de relaciones sexuales transaccionales.

 

El contacto sexual entre custodios y personas detenidas está prohibido tanto por el derecho nacional e internacional. La Ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia prohíbe a los funcionarios públicos sostener relaciones sexuales con personas detenidas bajo su custodia, aun en ausencia de violencia o amenazas. En virtud del derecho internacional, se ha determinado que el entorno intrínsecamente coercitivo creado por la detención vicia la posibilidad de un consentimiento genuino para actos sexuales entre los funcionarios o custodios y la persona detenida.

 

A pesar de que los guardias del SEBIN cometían actos sexuales con personas detenidas en El Helicoide, por ejemplo, no se disponía de anticonceptivos ni se realizaban exámenes médicos para detectar o tratar infecciones de transmisión sexual o embarazos. Una testigo dijo a la Misión que a las detenidas, después de haber tenido relaciones sexuales con guardias, les preocupaba que pudieran quedar embarazadas y trataban de evitar la concepción. Otra detenida pidió a sus familiares que le llevaran anticonceptivos a El Helicoide para que ella los pudiera distribuir a las reclusas junto con información sobre salud sexual. Sin embargo, los anticonceptivos se volvieron cada vez menos disponibles en todo el país, lo que hacía imposible el suministro privado estos. Además, Venezuela mantiene leyes restrictivas que penalizan el aborto, incluso en casos de violación y de riesgos para la salud de la madre.

 

La Misión también recibió información preocupante relativa al trato a mujeres embarazadas detenidas por la DGCIM. La Misión recibió información confiable sobre una mujer que había sido brutalmente golpeada y asfixiada hasta el punto de perder el conocimiento, a pesar de que tanto ella como su novio (quien también fue detenido) informaron a los oficiales que se encontraba en el primer trimestre de embarazo. Aproximadamente un mes después de su detención, oficiales llevaron a la víctima al hospital donde sufrió un aborto espontaneo. No se le había prestado atención médica en el ínterin, a pesar de las peticiones de su familia.

Las mujeres familiares de personas detenidas también se enfrentaron a desafíos importantes, especialmente cuando sus familiares estuvieron detenidos durante meses o años. Debido a la falta de agua, alimentos, medicinas y otros bienes básicos en los centros de detención, las mujeres de la familia acudían a estos diariamente, o con la mayor frecuencia posible, para entregar dichos artículos. El transporte hacia y desde los centros de detención también solía ser un desafío para los familiares, especialmente en épocas de escasez de gasolina o cuando un pariente se encontraba detenido lejos de su lugar de residencia. Por ejemplo, una mujer tuvo que trasladarse a otro estado para poder entregar alimentos y agua con regularidad a su marido. Algunas personas detenidas dijeron a la Misión que funcionarios de seguridad retuvieron algunas de estas entregas.

 

En los casos documentados por la Misión, el tiempo y los recursos necesarios para proporcionar estos artículos representaron una carga significativa para las mujeres de la familia. Muchas de las personas detenidas sostenían económicamente a la familia o contribuían de alguna otra manera al mantenimiento del hogar. Sin su apoyo, las mujeres de la familia luchaban por mantener los gastos del hogar mientras seguían cargando con las responsabilidades del cuidado de la familia, proporcionando apoyo a las personas detenidas y dando seguimiento a los procesos judiciales en curso. Varias personas detenidas describieron como regresaron a casa después de su excarcelación; encontraron despensas vacías y sus familiares parecían haber perdido mucho peso. Por lo menos en un caso, las familiares femeninas tuvieron que dejar sus empleos remunerados para dedicarse a atender tanto a la persona detenida como a su caso. Además, en cuatro casos, familiares mujeres dijeron a la Misión que habían sido sometidas a requisas corporales indebidas, invasivas o humillantes cuando visitaban a los centros de detención, lo que inhibía su capacidad para visitar a sus familiares y mantener su dignidad e integridad física.

 

En el apartado II de este capítulo VI titulado Evaluación de la violencia sexual perpetrada en el contexto del mandato de la Misión, se menciona la  investigación de 45 incidentes de violencia sexual perpetrados en el contexto de violaciones y delitos, 18 de los cuales fueron mencionados en detalle. Los 45 incidentes incluyeron 89 actos específicos de violencia sexual. De esos incidentes, nueve ocurrieron en el contexto de manifestaciones, 34 ocurrieron durante interrogatorios o detenciones de disidentes u opositores, y dos ocurrieron durante operaciones de seguridad. En el 74% de los incidentes la violencia sexual fue perpetrado contra hombres y en el 30% contra las mujeres.

La Misión indica además que el uso de la violencia sexual como técnica represiva durante circunstancias coercitivas como el arresto y la detención es generalizado y perpetrado por varios servicios de seguridad, y se practica sin investigación, enjuiciamiento o sanción adecuada.

 

Entre los actos de violencia sexual y de género documentados por la Misión incluyeron:

 

  • Violacion sexual, utilizando partes del cuerpo u objetos (tres casos confirmados)
  • Amenazas de violar a personas o hacer que otras personas las violen (19 casos confirmados, multiples victimas durante las detenciones en grupo) 3490
  • Amenazas de violacion u otros tipos de violencia de género contra familiares mujeres de las victimas (cinco casos confirmados)
  • Violencia sexual incluyendo el manoseo de senos, gluteos y genitales, azotes (diez casos confirmados)
  • Desnudez forzada, incluso durante periodos prolongados (23 casos confirmados, múltiples victimas adicionales durante las detenciones en grupo) 3491
  • Violencia dirigida a los genitales (masculinos y femeninos), los senos o el abdomen (en caso de mujeres), incluidas las palizas o la aplicación de descargas eléctricas (24 casos confirmados).
  • Requisas corporales invasivas e innecesarias (contra hombres y mujeres) de personas detenidas o visitantes (cinco casos confirmados, múltiples victimas adicionales)

 

La DGCIM y el SEBIN perpetraron la mayoría de los actos de violencia sexual documentados por la Misión (en 24 y 10 incidentes respectivamente). La Misión recibió información fidedigna de un hombre detenido que fue violado en la DGCIM Boleita. Teniendo en cuenta el nivel de coherencia entre los incidentes denunciados, junto con las descripciones detalladas de la tortura sexual, la Misión cree que la práctica será más extensa de lo que se ha documentado hasta la fecha.

En El Helicoide, funcionarios del SEBIN amenazaron con violar a hombres, mujeres y sus familiares mujeres durante el interrogatorio, y propinaron golpes y patadas en los genitales de los hombres.

 

“Siete incidentes que involucraron a múltiples víctimas se perpetraron cuando funcionarios de la GNB o PNB arrestaron a manifestantes. En esos incidentes, funcionarios utilizaron la violencia sexual para castigar a manifestantes por su participación en las protestas. Estos incidentes incluyen la violación de por lo menos dos manifestantes hombres y agresiones sexuales contra varias manifestantes mujeres. Además, funcionarios de la GNB y la PNB amenazaron con violar a los hombres y mujeres detenidos, incluidas personas de la población LGBTI. Por ejemplo, una testigo detenida en 2014 dijo a la Misión que funcionarios de la GNB retuvieron a una manifestante transgenero con los manifestantes hombres, y amenazaban con violarla cuando iba al baño.”

 

El apartado A. Insultos homofóbicos y sexistas durante los actos de violencia investigados por la Misión menciona lo siguiente:

 

La Misión documentó que, en al menos 18 casos y con múltiples víctimas, funcionarios del SEBIN, DGCIM, GNB, PNB y FAES insultaron a hombres y mujeres con palabras homofóbicas y sexistas durante la perpetración de otros actos de violencia en su contra, incluida la violencia sexual. Estos actos ocurrieron durante redadas domiciliarias, arrestos, interrogatorios y detenciones. En varios incidentes de extrema violencia, funcionarios atacaron la masculinidad de las víctimas hombres durante actos de violación u otros actos graves de violencia sexual, equiparando ser un “sucio” “traidor” con la homosexualidad y la debilidad.

Expresiones de feminidad y homosexualidad siguen siendo consideradas como culturalmente incompatibles con la identidad militar y policial, y la DGCIM, en particular, utilizó conceptos machistas de masculinidad para humillar y degradar a disidentes militares durante los interrogatorios. Además, el Código de Justicia Militar aun criminaliza actos homosexuales, castigándolos con prisión y destitución de las fuerzas armadas. Un testigo dijo a la Misión que una funcionaria que solía asfixiar a los detenidos decía cosas como, “esos son hombres que dicen ser comandos, vamos a ver cuál es su madera”

Un detenido civil afirmó a la Misión que un oficial de la DGCIM le dijo que sólo le darían 220 voltios de electricidad en lugar de 440 porque era “mariquita”, antes de aplicarle descargas eléctricas a su cuerpo desnudo. Un detenido militar contó a la Misión cómo los oficiales de la DGCIM sometían a los nuevos presos a un “juego” llamado “dar la teta”. Golpeaban a detenidos desnudos con un bate donde se había escrito la palabra “teta”. Oficiales sujetaban el bate de forma perpendicular en una pared y empujaban a los hombres desnudos hacia atrás, con el objetivo de penetrarlos analmente.

En otros casos, funcionarios de la DGCIM y del SEBIN amenazaron con violar o lastimar a sus familiares mujeres, atacando así al rol social de los detenidos. Un hombre dijo a la Misión que esas amenazas le hacían sentir avergonzado y culpable por no haber hecho lo suficiente para proteger a su familia.

Asimismo, funcionarios castigaron a mujeres por participar en manifestaciones o por comportarse de una forma contraria a las expectativas patriarcales de género. Por ejemplo, durante la detención arbitraria de una niña de 13 años en Zulia en 2017, funcionarios de la PNB le manosearon los pechos, la entrepierna y las nalgas, mientras la llamaban puta por “andar con tantos hombres” en la protesta de ese día.  Un funcionario de la PNB apuntó con un arma a la cabeza de una mujer durante una protesta en Táchira en 2014 mientras que otro le dijo “Mata a esa perra”. Funcionarios le echaron vinagre en la cara y la golpearon, llamándola “perra” y “guarimbera hija de puta. Un guardia del SEBIN le acusó a una mujer de comportarse de manera promiscua por hablar con sus amigos varones durante la hora de visita, y la castigó quitándole sus derechos de visita.  

La Misión también documentó casos en que funcionarios de seguridad insultaron a madres, esposas y novias, culpándolas de la ejecución de sus parientes varones o de otros actos de violencia.

Funcionarios del Estado utilizaron los roles y estereotipos de género como armas durante la perpetración de violaciones y delitos analizados en el presente informe, ocasionando graves daños físicos, psicológicos y morales adicionales a las víctimas. El discurso discriminatorio se reflejaba en declaraciones homofóbicas y sexistas de altos funcionarios públicos durante el período del mandato de la Misión.

Acceso a la justicia

La mayoría de las mujeres y hombres cuyos casos se mencionan en el Capítulo optaron por no presentar denuncias formales por temor a represalias, estigmatización y desconfianza en el sistema jurídico3514. El joven violado por un funcionario de la GNB en febrero de 2014 se denunció pública y oficialmente por la violencia perpetrada contra él y los demás detenidos. En lugar de brindar apoyo a la víctima o emprender una investigación efectiva, la Fiscal General hizo declaraciones públicas desacreditándolo y poniendo en duda sus acusaciones. Su caso fue ampliamente discutido en los medios tradicionales y redes sociales, lo que le provocó a él y a su familia una gran retraumatización. Es posible que al ver esa experiencia, otras víctimas de violencia sexual hayan decidido no denunciar.

Personas pertenecientes a la población LGBTQI que hablaron con la Misión describieron las barreras adicionales que impiden a las minorías sexuales presentar denuncias sobre actos perpetrados por funcionarios del estado. Una defensora de derechos LGBTQI dijo: “En Venezuela, hay un temor de denunciar. Este temor es aún más fuerte cuando eres homosexual. Uno no se va a presentar a una fiscalía, decir que le torturaron por ser homosexual. Este proceso significa la revictimización. Se sabe que se van a burlar de uno. Como mujer lesbiana, hombre gay, y aún más si eres transgénero”.

Nota final

Este capítulo del informe de la Misión de determinación de hechos de Naciones Unidas proporciona ejemplos dolorosos de lo que en 2015 presentamos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos durante el 154 periodo de sesiones, durante nuestra comparecencia denunciamos a Nicolás Maduro  y otros miembros de su gobierno como promotores de un Estado homofóbico que estaba exacerbando vicios patriarcales como el machismo, la homofobia que podrían ser muy dañinos para la sociedad venezolana. Para ese entonces solicitamos prestar atención a esa tendencia negativa. Posteriormente, hicimos la misma denuncia en Naciones en 2015 y 2016, en el marco de la evaluación a Venezuela sobre el cumplimiento del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos y durante el Segundo Ciclo del Examen Periódico Universal a Venezuela.  

Tal como lo menciona la Misión se presume que haya muchas más víctimas que se abstienen de denunciar por temor, vergüenza, desconfianza entre muchas otras razonables. Es bueno reconocer la valentía de cada víctima, espero que algún día podamos conseguir justicia y reparación para todas y cada una de las víctimas de estos tiempos tan oscuros para nuestro país.

Compartir