El Papa Francisco, homosexualidad y matrimonio

El Papa Francisco, la homosexualidad y el matrimonio igualitario

Por Quiteria Franco

El pasado 22 de octubre de 2020, el Papa Francisco dio una entrevista en la que dijo que “los homosexuales tienen derecho a una familia y deben promoverse leyes que les otorguen protección”. [1]Esta declaración genero una serie de comentarios a nivel mundial. Posteriormente, salieron hasta desmentidos y videos de la entrevista para tratar de desmentirlo. Lo dicho, hecho esta.  

A partir de allí hice unos comentarios en mi cuenta en Twitter @qfranco  acá se los comparto con algunas correcciones y datos adicionales.

Primero, reconozco la buena intención del Papa en dar un mensaje positivo sobre las personas homosexuales. No obstante, si estoy clara que él se refiere a las uniones civiles, no al matrimonio. Su posición es comprensible, para la iglesia católica el matrimonio es un sacramento y está reservado como una unión entre un hombre y una mujer. Dudo que esta posición vaya a cambiar en el algún momento.  Si hay que recordar que el catolicismo es una religión y, por ende, lo que diga la iglesia católica en voz de su líder principal es válido para los fieles católicos, pero no tiene efectos legales al menos en Venezuela.

El matrimonio en Venezuela es una institución civil.  Para los católicos es un sacramento, es un asunto simbólico pues carece de validez legal. Solo el valor religioso que le otorgan los creyentes católicos. Para el resto de los mortales el matrimonio es un contrato civil. Como contrato civil, el matrimonio otorga protección a quienes la conforman, es decir, los cónyuges, y los hijos si los hubiere. El matrimonio da protección financiera, sucesoral, inmobiliaria, y muchos otros beneficios.

El matrimonio no es para tener hijos. La gente tiene hijos sin casarse y hay quienes se casan y no tienen hijos. Algunos no tienen hijos porque no quieren y otros porque no pueden. ¿Qué hacemos les prohibimos casarse con el argumento de la impotencia o incapacidad para procrear? Sí, eso es posible, y está en el Código Civil venezolano.

Que la familia es la base de la sociedad, sí, es cierto. Pero hay muchos modelos de familia. Hombre-mujer es un tipo de familia. También lo son dos hombre o dos mujeres, o  una mujer sola con hijos o un hombre solo con hijos. Cuando se refieren a la familia y solo usan la imagen de una pareja heterosexual con niños, están ignorando los  miles de hogares venezolanos conformados por mujeres con hijos, sin la presencia de hombres.  El Censo de 2011 en Venezuela, 48% de los hogares están conformados por mujeres con hijos. Pregunto: ¿No son familias porque no hay un hombre?

Los modelos de familias han cambiado. El matrimonio ha cambiado. La familia la conforman personas, con sentimientos, deberes y derechos, no son cuerpos con genitales únicamente para reproducirse sino seres que quieren compartir sus vidas y construir metas en común.

Que la palabra matrimonio tiene un origen etimológico que significa bla bla. Aja, si la vida cambia, las palabras cambian, se adaptan y se modifican. No se puede negar derechos o limitar una institución porque el significado original era otro. Bueno, así es la vida. El matrimonio originalmente era para toda la vida, y era solo entre blancos, entre católicos, era un sacramento y luego fue solo una institución civil. Y luego se creó el divorcio. El matrimonio ha cambiado. Y cambio en el mundo desde el 2000 cuando se permitió a homosexuales.

Mas apegados a la realidad, las parejas heterosexuales se casan cada vez menos. Los únicos que quieren casarse ahora son las parejas homosexuales. Revisen las estadísticas.

El cambio está fundamentado en las leyes. En los derechos humanos. Está bien que ustedes sigan una religión, pero no pueden imponerle a todo el mundo sus creencias religiosas, así no funciona la sociedad. Creer en Dios es una cosa, seguir una religión es otra. Hay muchos dioses, hay muchas religiones. No podemos imponer ninguna a todo un país.

Reitero mi argumento original. El matrimonio es una institución civil. No es un asunto de religión. No crean que es algo que heterosexuales tienen como privilegio sino como un derecho. Si se oponen están negando un derecho a otra persona. En Venezuela ya sabemos lo que eso significa.

Oponerse a que homosexuales puedan casarse los convierte en violadores de DDHH. ¿Es así como quieren verse? Es negar derechos algo que quieres hacer, especialmente, en Venezuela donde nos han arrebatado nuestros derechos.

Rechazamos las dictaduras porque quieren imponernos un modelo de vida, imponernos el silencio, un pensamiento único, limitarnos en la economía, en movimiento. Para poder disfrutar de ciertos beneficios y libertades en dictadura debemos someternos al poder del grupo dominantes.

Impedir a homosexuales casarse es una imposición típica de dictaduras. Es imponer que todos seamos heterosexuales para poder disfrutar de ciertos beneficios.

Cualquiera que se oponga a las dictaduras no puede oponerse a que las personas homosexuales se casen y disfruten de los mismos derechos que ya disfrutan las personas heterosexuales. No son privilegios, no es otra institución. Es la misma institución civil para todos por igual.

La homosexualidad en la niñez 

Aunque fue menos controversial y discutido, también se refirió a la niñez homosexual en las familias.

La mayoría de las personas apegadas a una religión hacen una defensa feroz de la niñez, y de lo que ahora han decidido llamar al no nacido. No obstante, este defensa feroz parece desaparecer cuando comienzan a manifestarse las orientaciones sexuales de las niñas, niños y adolescentes.    

Es muy larga la lista de niñez y adolescencia que ha sido echada de su casa o de la escuela por ser homosexual usando argumentos religiosos. Hay niñez y adolescencia a la que se le niega un cupo en la escuela o la escuela secundaria por tener dos padres o dos madres. Hay niñez y adolescencia que viven en hogares administrados por la iglesia católica de donde se les echa a la calle, o como lo hacer ver “se les da la libertad temprana” para evitar lidiar con la homosexualidad.  Hay adolecentes a quienes se les recomienda “tener relaciones sexuales con alguien del sexo opuesto para intentar cambiar esos impulsos homosexuales”. En ocasiones se les envía a “tratamientos psicológicos para intentar cambiarles esos sentimientos impuros”. Todo esto sucede en instituciones católicas y también en iglesias evangélicas.

Hay niñez y adolescentes en las calles, que han abandonado los estudios, han terminado en la delincuencia debido al rechazo de sus padres por que la religión les dictaba rechazarlo como algo abominable. Espero que eso cambie.

Estos son testimonios recogidos de diferentes maneras, a través de los mismos adolescentes, de maestras e inclusive de directores y empleados de estas instituciones quienes optan por quedarse callados ante tales hechos. Que el Papa haga este llamado  de respeto, aceptación y tolerancia a la niñez homosexual es importantísimo.

Veo sumamente positivo entre todo lo dicho por el Papa, el llamado a no discriminar a nadie por su orientación sexual. Creo que era necesario, la iglesia católica ha debido hacerlo mucho antes. Yo espero que su voz tenga resonancia en fieles, sacerdotes, obispos, en la gente en general.

Espero que las iglesias, casas de abrigo católicas, escuelas católicas cesen en su rechazo a la niñez y adolescencia homosexual. Que cesen en sus intentos de querer cambiarles su orientación sexual. Eso hace mucho daño físico, psíquico y emocional. Esto no es algo que lo diga solo yo.

Ya en 1990 la Organización Mundial de la Salud lo dijo, la homosexualidad no es una enfermedad. Lo dijo Naciones Unidas a través de varios expertos independientes, intentar cambiar la orientación sexual a las personas ya sea a través de tratamientos psicológicos, religiosos e inclusive con métodos de electrochoques o de índole similar constituye tortura así como tratos crueles y degradantes  que causan terribles danos y son crímenes graves.

Yo espero que esto sirva para que desde los pulpitos de las iglesias cesen los discursos que estigmatizan y perpetúan el rechazo a las personas homosexuales.   

Espero que esto sirva para que se dé un acercamiento con la iglesia católica y esta cese en su intento de interferir en el avance de  DDHH de personas homosexuales.   Pero sobre todo que ningún otro niño, niña y adolescente sea discriminado debido a su orientación sexual.

 

[1] El Papa Francisco apoya las uniones civiles entre homosexuales. El País, España.  22 de octubre. https://elpais.com/sociedad/2020-10-21/el-papa-francisco-defiende-las-uniones-civiles-entre-homosexuales.html

Compartir

¿Tienes visa? casémonos

Por Quiteria Franco

¿Tienes visa? casémonos…

Hace unos días el portal de noticias El Estímulo publicó un trabajo del periodista Lizandro Samuel titulado “matrimonios jóvenes: más allá del te amo” [1] en el que se relatan varias historias de jóvenes venezolanos que decidieron casarse antes de emigrar. La noticia revela un secreto a voces, los jóvenes y otros no tan jóvenes están casándose para obtener la visa americana; un pasaporte europeo o la nacionalidad de la otra persona a quien se unen legalmente, que les permita permanecer en el país de destino.

Cerca de cinco historias, un matrimonio no realizado por que uno de los contrayentes dudó, un matrimonio que se quedó en Venezuela. Los otros tres matrimonios terminaron en divorcio a tan solo un año de haberse realizado.

Datos de matrimonios vs divorcios en Venezuela. Del año 2002 (73.163 bodas) hasta el 2012 (102.077 casamientos). En 2012, el último año con estadísticas publicadas por el INE, se produjeron en el país 30.660 divorcios.

Curioso que el argumento en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo es que los homosexuales somos infieles, entonces vamos a agarrar la institución matrimonial como jueguito y nos vamos a divorciar a cada rato y a volver a casarnos.

El artículo es claro y enfático “En Caracas, cada fin de semana los casorios se esparcen por sus iglesias y, durante los días hábiles, los registros están en una constante actividad nupcial: casarse para irse, casarse por papeles, casarse para tener un apoyo emocional.”

Consultaron al psicólogo César Landaeta quien expresó “Aparentemente se ha producido ese aumento no solo en matrimonios sino en uniones que no son formalmente legalizadas. Las razones principales de ese fenómeno podrían estar en la necesidad de crear una familia que proporcione seguridad, tanto afectiva como económica. La inestabilidad social y política suele generar montones de ansiedad que necesitan reducirse mediante la formación de vínculos gratificantes y creo que tal debe ser el caso de lo que ocurre con estas nuevas parejas”.

Cierto, no es el primero ni el último en hablar sobre los aspectos positivos y beneficiosos del matrimonio o de formar una familia. Lo afirmó la Asociación Americana de Psicólogos (APA) para apoyar la solicitud de matrimonio igualitario en Estados Unidos, que fue utilizada por los países latinoamericanos que ya han reconocido este derecho a las parejas del mismo el mismo sexo.

Lo que llama mi atención del artículo publicado es que es una situación que parece ser conocida por miembros de las iglesias que realizan estas uniones, quizá no. De no saberlo, entonces podemos presumir que los contrayentes mienten para poder casarse.

La situación la conocen las autoridades que realizan las ceremonias civiles. Lo saben las autoridades venezolanas, las americanas, europeas, en fin, lo sabe el mundo entero que la gente heterosexual (los homosexuales no podemos) en Venezuela se está casando para obtener papeles y quedarse en el país seleccionado.

Nadie, absolutamente nadie les niega su derecho al matrimonio, aun sabiendo las razones por las cuales se están casando.

¿Dónde están los defensores de la institución civil del matrimonio?  ¿Dónde están los defensores del sacramento del matrimonio? Dónde están quienes se oponen al matrimonio a las parejas del mismo sexo? ¿Cómo es que no han salido a marchar para protestar estos matrimonios por negocio?

¿Es que acaso esto que sucede les parece bien? ¿Les parece bien porque lo están haciendo las parejas heterosexuales?

¿Qué dirían si fueran parejas homosexuales quienes estuvieran haciendo esto de casarse para obtener los papeles para emigrar?

No les daré las respuestas que tengo en mente. Les dejo las preguntas para que se respondan ustedes mismos entre amigos o permanezcan en silencio como hasta ahora, como lo han hecho todas las personas a quienes les he comentado esto.

O quizás, como algunos otros, comentarán sobre otros conocidos, o amigos que se han casado por necesidad y  en cuyas fiestas de celebración bailaron y cantaron.

Espero hagan lo mismo, permanezcan callados cuando las parejas del mismo sexo en Venezuela logremos nuestro derecho al matrimonio e igualmente vayan a las celebraciones, canten, rían y expresen su felicidad por la pareja.

Fuente: Blog de Quiteria Franco http://quiteriafranco.blogspot.com/2017/12/tienes-visa-casemonos.html

[1] Más allá del te amo. El Estímulo. 10-12-2017. http://elestimulo.com/climax/matrimonios-jovenes-mas-alla-del-te-amo/

Compartir

Derechos Vulnerados a parejas del mismo sexo en Venezuela

Unión Afirmativa. 2010. El siguiente es un trabajo elaborado por Unión Afirmativa de Venezuela. Se admite su reproducción mencionando autoría de UNAF.

DERECHOS HUMANOS VULNERADOS A LAS PAREJAS DEL MISMO SEXO EN VENEZUELA POR CARENCIA DE UNA FIGURA DE RECONOCIMIENTO LEGAL

El derecho al reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo es un tema de Derechos Humanos Universales respaldado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Las parejas del mismo sexo en Venezuela se encuentran en indefensión jurídica y sus derechos humanos son vulnerados en los siguientes casos:

Derechos Civiles

1)      Derecho al libre desenvolvimiento de la personalidad (Art.20 CRBV): Al no permitir la protección legal de las parejas del mismo sexo este derecho se ve afectado, porque las personas no pueden realizar su deseo de construir una comunidad donde exista la obligación de los cónyuges de vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente.

2)      Derecho de igualdad ante la ley (Art.21 CRBV): Este derecho está reconocido de manera limitada porque las parejas del mismo sexo, a diferencia de las parejas de sexo distinto, no pueden registrar su relación ante el Estado.

Derechos Civiles

5)      Derecho a ser considerado víctima (Art. 115-117 COPP). La pareja de una persona directamente ofendida por un delito es también considerada víctima y como tal tiene derecho a ser resarcida, presentar querella, ser informada de los resultados del proceso, solicitar medidas de protección y ejecutar otras acciones legales. En el caso de las parejas del mismo sexo estos derechos no son reconocidos.

6)      Derecho a no ser obligado a declarar contra la pareja (Art.49 CRBV/ 239 COPP) En el caso de las parejas del mismo sexo, uno de sus miembros puede ser obligado a declarar en contra del otro.

7)      Derecho a opinar sobre el nombramiento del defensor de la pareja demandada (Art. 225 Código de Procedimiento Civil).

8)      Derecho del secuestro de los bienes de la comunidad conyugal, cuando el cónyuge administrador malgaste los bienes de la comunidad.(Art. 599 Código de Procedimiento Civil)

9)      Derecho a administrar los bienes de la pareja en caso de desaparición forzada y genocidio. (Art. 426-429 Código Civil)

10)    Derecho al Beneficio de Competencia (Art. 1950-1951 Código Civil).  Cuando un miembro de la pareja es deudor, tiene derecho a que al ejecutársele, se le deje lo necesario para vivir honestamente y su pareja estar incluida en este beneficio. En el caso de las parejas del mismo sexo este beneficio no se toma en cuenta.

Derechos de Nacionalidad y Ciudadanía

3)      Derecho a que uno de los miembros de la pareja, reciba la nacionalidad por naturalización (Art.33 CRBV, Art.21 Ley de Nacionalidad y Ciudadanía)

4)      Derecho a expedición de visados al conyugue extranjero de una pareja  del mismo sexo. (Art.29 Normas del Procedimiento para la Expedición de Visado)

Derechos Políticos

 

11)    Derecho al reconocimiento de unidad familiar para recibir asilo y refugio.(Art. 2 Ley Orgánica sobre Refugiados o Refugiadas y Asilados o Asiladas)

Derechos Sociales y de las Familias

 

12)    Derecho a formar una familia, independientemente de que exista descendencia biológica (Art.75 CBRV)

13)    Derecho a conformar y administrar un patrimonio común y a compartir sus bienes legalmente (Art.151 al 172 Código Civil). Las parejas del mismo sexo no pueden conformar un patrimonio común con sus ingresos producto de su actividad laboral, lo recibido de donaciones, herencia y la plusvalía de dichos bienes. Tampoco compartir deudas y obligaciones.

14)    Derechos sucesorios (Artículo 823 Código Civil) La pareja sobreviviente no goza del derecho a la cuota fija de herencia que le corresponde ni de los otros derechos sucesorios. Es bastante común en caso de parejas del mismo sexo, donde muere uno de los miembros y el otro es despojado completamente, por la familia de quien ha fallecido, de los bienes adquiridos durante el tiempo  de su relación.

15)    Derecho al registro del matrimonio efectuado fuera de Venezuela (de una pareja del mismo sexo) (Art.101 Ley de Registro Civil).

Ya 23 países en el mundo permiten el matrimonio entre dos personas del mismo sexo. Varios de ellos están en América (Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, México y Uruguay). Así mismo existe Unión Civil en Chile y México; y Unión de hecho en Ecuador. 

El matrimonio, Unión Civil o Unión de Hecho de una persona de Venezuela con otra de su mismo sexo solo existe en la jurisdicción donde este se llevó a cabo. Esto viola su derecho a la conservación de su familia y al libre tránsito.

16)    Derecho a establecer parentesco por afinidad con los parientes de la pareja (Art.40 Código Civil)

17)    Derecho a inscribir a la pareja en Instituto Venezolano de los Seguros Sociales para que reciba asistencia médica integral y derecho a la Seguridad Social. (Art. 7 Ley del Seguro Social) En las parejas del mismo sexo, si uno de los miembros no está activo laboralmente, no puede disfrutar de la seguridad social producto de la actividad laboral de la pareja.

18)    Derecho a la pensión de sobreviviente en caso de fallecimiento de la pareja (Art. 32 Ley del Seguro Social)

19)    Derecho a recibir los beneficios remunerativos o no, relativos a las parejas, establecidos en la ley, en convenciones colectivas o contratos individuales de trabajo. (Art.133 LOT) Entre los beneficios más significativos están las primas por cónyuge, la posibilidad de incluir a la pareja en seguros médicos privados y los costes de traslado por razones laborales.

20)    Derecho a visita hospitalaria y a recibir explicaciones medicas sobre las opciones diagnósticas de su pareja, cuando ésta se encuentre en estado de alteración mental que le impida entender y decidir. (Art.69 Ley Orgánica de Salud)

21)    Derecho a obtener conjuntamente créditos para vivienda (Normas Técnicas sobre Requisitos y Documentación para el Otorgamiento de Préstamos Hipotecarios para Adquisición de Vivienda Principal, Gaceta Oficial Nº 39.304)

22)    Derecho a la declaración conjunta de rentas, desgravamen por pareja y otros beneficios fiscales. (Art. 54 y 62 Ley de Impuesto sobre la Renta)

23)    Derecho a recibir el 75% de la remuneración correspondiente a la pareja, en caso de tratarse de un militar hecho prisionero de guerra o desaparecido en acción. (Art. 298 Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas Nacionales)

24)    Derecho a denunciar delitos de violencia intrafamiliar (Art.31 Ley sobre la Violencia Contra la Mujer y la Familia)

25)    Derecho a la visita conyugal carcelaria y otros beneficios de la Ley de Régimen Penitenciario (Art.58)

26)    Derecho a la adopción conjunta o a la adopción de los hijos de la pareja. (Art. 410-411 LOPNA) (Este artículo no estaba previsto en la primera ley sancionada, se incluyó en una reforma en el 2008). Como en Venezuela hay la posibilidad de que las personas adopten individualmente, las parejas  del mismo sexo han optado por que uno de los dos miembros realice el proceso de adopción.

Compartir